Suprema Corte vota a favor de la privacidad digital

Published in Noticias

La Corte Suprema de los Estados Unidos se pronunció a favor de la privacidad digital.

En una decisión de 5-4 el viernes, los jueces dijeron que la policía necesita órdenes para recopilar datos de ubicación del teléfono como evidencia para los juicios. Eso anula y rescinde una decisión del Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito.

Carpenter vs United States es el primer caso sobre datos de ubicación telefónica que el Tribunal Supremo ha dictaminado. Eso lo convierte en una decisión histórica con respecto a cómo las agencias de aplicación de la ley pueden usar la tecnología a medida que crean casos. El tribunal escuchó los argumentos en el caso el 29 de noviembre.

La disputa se remonta a un robo en Detroit en 2011, después de lo cual la policía reunió meses de datos de ubicación del teléfono del proveedor de telefonía de Timothy Carpenter, lo que les proporcionó a los agentes 12,898 lugares diferentes en los que Carpenter había estado en 127 días.

La preocupación legal y de privacidad fue que la policía reunió los cuatro meses de las huellas digitales de Carpenter sin una orden judicial. Un juez del Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito dictaminó que los datos de ubicación del teléfono celular no están protegidos por la Cuarta Enmienda, que prohíbe la búsqueda y el embargo irrazonable, y por lo tanto no requiere una orden judicial.

En el fallo del Tribunal Supremo, su presidente, John Roberts, escribió que las búsquedas del gobierno de los registros telefónicos de Carpenter se consideraron una búsqueda de la Cuarta Enmienda.

"La posición del gobierno no logra lidiar con los cambios sísmicos en la tecnología digital que hicieron posible el seguimiento, no solo de la ubicación de Carpenter, sino también de todos los demás, no por un corto período, sino por años y años", escribió.

Roberts dijo que permitir el acceso del gobierno a los datos históricos del GPS infringe las protecciones y la expectativa de privacidad de la Cuarta Enmienda de Carpenter al proporcionar a las autoridades policiales un "registro integral" de su paradero. Agregó que los datos históricos de GPS presentan un "riesgo de privacidad aún mayor" que el monitoreo GPS en tiempo real.

Los abogados de Carpenter, incluidos los abogados de American Civil Liberties Union, argumentaron ante el Tribunal Supremo que los datos de ubicación del teléfono móvil constituyen registros digitales confidenciales y deberían estar protegidos por la Cuarta Enmienda.

Leer Historia

Demócratas dan un paso para salvar la neutralidad de la red ¿Será suficiente?

Published in Noticias

Los demócratas del Senado hicieron su parte. Ellos forzaron una votación el miércoles para revertir la decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de eliminar neutralidad de la red y tuvieron el resultado esperado. Pero aun no es tiempo para celebrar, siendo honesto, quizás nunca celebraremos esta victoria. Les digo por qué.

Para forzar la votación que finalizó 52-47, los demócratas se apoyaron en la Ley de Revisión del Congreso (CRA) que permite al Congreso revertir cualquier medida tomada por una agencia federal. Para lograr la puesta en marcha de la CRA, en el Senado se necesitan las firmas de 30 senadores, algo que resultó fácil para los demócratas ya que ellos en total son 49 y todos votaron a favor de revertir la decisión de la FCC. Ellos también tuvieron el apoyo de tres republicanos.

Aunque, la votación del miércoles es muy esperanzadora para los defensores de la neutralidad de la red, el siguiente paso a seguir es un camino que parece cuesta arriba y esto, porque el mismo proceso utilizado en el Senado se deberá ejercer en la Cámara de Representantes y ahí es donde la cosa esta complicada.

El Senado cuenta con un total de 100 congresistas, pero la Cámara tiene 435 y los demócratas son minoría, lo que plantea un gravísimo problema para poder convocar la CRA, ya que, en este hemiciclo, se necesitan las firmas de la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara. Incluso, si todos los demócratas firman, aun estarían necesitando las firmas de 22 republicanos. ¿Se entiende ahora porque quizás nunca celebremos la votación del Senado? A esto también le demos sumar que los miembros del Partido Republicanos están a favor de eliminar la neutralidad de la red.

Tampoco debemos de cerrarnos a todas las posibilidades, recordemos que estamos entrando a un proceso de campaña y esto podría ejercer un poco de presión en algunos congresistas republicanos que están buscando reelegirse y como la medida que los demócratas están defendiendo es a favor de los consumidores quizás algunos congresistas se vean obligados a dar su mano a torcer. Recordemos que en el Senado tres republicanos ya lo hicieron.

Ahora, seamos un poquito positivos, y supongamos que finalmente, los demócratas tienen éxito en la Cámara y logran pasar la medida de reversión, quedaría un obstáculo más por superar. Y este obstáculo también es complicado, pues se trata de Donald Trump, Sip, el mismísimo Trump, quien, pese a que estamos seguro que no entiende nada sobre la neutralidad de la red, él no está de acuerdo con ella y, además, para nadie es un secreto de que el tipo es totalmente impredecible y sus intereses están enfocados en su clase, o sea, los ricos y corporaciones y como nadie sabe cómo él se va a la levantar y actual cada día, así es que el futuro del proceso de deshacer de las intenciones de la FCC, es incierto por ahora.

Leer Historia

Los demócratas no han tirado la toalla sobre la neutralidad de la red

Published in Albany Noticias

Los demócratas en el Senado de Estados Unidos están haciendo su último esfuerzo para salvar la neutralidad de la red.

Ellos han programado para este miércoles 16 de mayo una votación sobre un proyecto de ley para revocar la derogación de la neutralidad de la red por parte de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

El senador Ed Markey, un demócrata de Massachusetts que lidera la lucha en el Senado, presentó la llamada solicitud de aprobación de la ley la semana pasada, que inició el reloj en este esfuerzo legislativo para preservar las reglas de la era de Obama, que declaran al internet como una utilidad pública, impidiendo que los proveedores de este servicio conocidos como ISP bloqueen o ralenticen el tráfico de internet para beneficiarse a sí mismas a una empresa en particular.  

Los demócratas están usando la Ley de Revisión del Congreso para tratar de detener la derogación de la neutralidad de la red aprobada por la FCC en diciembre pasado que se espera entre en vigor el próximo 11 de junio. La ley otorga al Congreso 60 días legislativos para deshacer un reglamento de una agencia federal. Para esto se necesitan mayorías simples tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, así como la firma del presidente, para hacer retroceder el voto de la FCC.

La movida de los demócratas en el Congreso cuenta con el respaldo de muchas compañías de Internet, como Google y Facebook. Además, la mayoría del público también apoya la neutralidad de la red.

"Internet debe mantenerse libre y abierta como nuestras autopistas, accesible y asequible para todos los estadounidenses, independientemente de su capacidad de pago", dijo en un comunicado Chuck Schumer, senador por Nueva York y líder de la minoría demócrata. "La derogación de la neutralidad de la red no solo es un golpe para el consumidor promedio, sino que es un golpe para las escuelas públicas, los estadounidenses de las zonas rurales, las comunidades de color y las pequeñas empresas. Un voto en contra de esta resolución será un voto para proteger a las grandes corporaciones y sus intereses, dejando que el público estadounidense pague el precio ".

Los 49 demócratas en el Senado apoyan el esfuerzo por deshacer el voto de la FCC. Una republicana, la senadora Susan Collins de Maine, también apoya la medida. Se necesita un republicano más para cruzar las líneas del partido para aprobarlo. Con el senador John McCain, un republicano de Arizona, lejos del Senado mientras lucha contra el cáncer cerebral, las matemáticas podrían estar a favor de los demócratas.

Pero incluso si la resolución fuera aprobada por el Senado, tendrá una batalla cuesta arriba en la Cámara de Representantes de 435 miembros, donde actualmente solo 160 demócratas han prometido apoyo para una resolución similar de la Cámara dirigida por el representante Mike Doyle, un demócrata de Pennsylvania. Además, se presume que es poco probable que Donald Trump firme la resolución derogando las reglas.

Independientemente de cómo se desarrolle el esfuerzo del Senado, los partidarios de la neutralidad de la red dicen que continuarán luchando. Varias compañías tecnológicas, como Vimeo, Mozilla, Kickstarter, Foursquare y Etsy, así como 22 procuradores generales estatales, ya han presentado demandas para preservar las protecciones de la neutralidad de la red.

También hay más de dos docenas de estados, incluyendo California y Nueva York, que consideran legislación para restablecer las reglas dentro de sus fronteras. A principios de este año, Washington se convirtió en el primer estado en promulgar dicha legislación. Los gobernadores en varios otros estados, incluyendo Nueva Jersey y Montana, han firmado órdenes ejecutivas que requieren que los ISP que hacen negocios con el estado se adhieran a los principios de neutralidad de la red.

Leer Historia

La FCC anuncia el día del fusilamiento oficial de la neutralidad de la red

Published in Noticias

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) informó en un aviso presentado el jueves que las nuevas reglas que derogan las protecciones de neutralidad de la red entrarán en vigencia 30 días a partir de este viernes 11 de mayo, o sea, el próximo 11 de junio.

"Ahora, el 11 de junio, estas regulaciones de internet innecesarias y perjudiciales serán derogadas y se restaurará el enfoque bipartidista y liviano que sirvió al mundo en línea durante casi 20 años", dijo Ajit Pai, presidente de la FCC, en el comunicado divulgado el jueves.

La FCC liderada por republicanos votó a lo largo de las líneas partidarias en diciembre para derogar las reglas de neutralidad de la red de la era Obama, que evitaban que los proveedores de Internet bloqueen, aceleren o ralenticen el acceso a servicios en línea específicos.

La FCC dijo previamente que partes de la orden de derogación entrarían en vigencia el 23 de abril. El resto del pedido requirió la aprobación de la Oficina de Administración y Presupuesto, que según la FCC recibió a principios de este mes.

La nueva línea de tiempo se produce cuando los defensores de la neutralidad de la red hacen un último esfuerzo para deshacer la derogación.

Los demócratas del Senado actualmente están presionando por una votación sobre un proyecto de ley para revocar la decisión tan pronto como la próxima semana. Incluso si la resolución pasa por el Senado, aún enfrenta una batalla cuesta arriba en la Cámara.

Más de 20 estados han presentado una demanda para detener la derogación de la neutralidad de la red. Varios estados, incluidos Nueva Jersey, Washington, Oregón y California, han llegado incluso a impulsar una legislación para hacer cumplir los principios de neutralidad de la red dentro de sus fronteras.

Sin embargo, esta legislación local podría llevar a un enfrentamiento legal, ya que la FCC afirma que tiene la autoridad para evitar que los estados apliquen leyes incompatibles con la derogación de la neutralidad de la red.

Por otro lado, se espera que las compañías de telecomunicaciones presenten demandas contra los estados que intenten aplicar sus propias leyes sobre la neutralidad de la red.

Leer Historia

Investigación retrasa implementación de las eSIM

Published in Marcos Tamárez

Todos los usuarios de telefonía inalámbrica tienen conocimiento de lo tedioso que resulta tratar con sus proveedores de servicios en especial cuando se trata de transferir su servicio de una compañía a otra. Me imagino que cada persona que en algún momento ha tratado de cambiar de compañía se ha visto con la problemática de que el teléfono que le costó un ojo de la cara no puede ser utilizado en otra empresa que no sea la misma que se desea abandonar.

Para explicarlo de una forma más clara. Supongamos que usted es cliente de Verizon y hace tres meses adquirió un teléfono celular de los denominados de alta gama, esos que son súper carísimos y por la razón que sea, quiere mudarse a T-Mobile o viceversa. En la actualidad eso es sumamente imposible. La razón que siempre se ha dado es que ambas compañías operan en diferentes redes, (Verizon – CDMA y T-Mobile –GSM), pero la verdad es que desde hacer un buen tiempo se ha trabajado para que los usuarios se puedan saltar esa excusa.

Quizás usted no ha oído hablar de las eSIM, pero si lo ha hecho sabe que son unas tarjetas SIM electrónicas universales que permitirá a los usuarios de telefonía móvil cambiar de su proveedor en cualquier momento y sin muchos bla bla bla.

Estas tarjetas, que representan el final del uso de las SIM, las que le dan el control a las compañías sobre sus teléfonos,  estarán incluidas en los aparatos celulares, los cuales a su vez no tendrán más las ranuras para la colocación de las SIM que conocemos hoy en día.

Para lograr la integración de las eSIM, desde hace varios años hay un grupo denominado GSMA que trabaja conjuntamente con los fabricantes de teléfonos y los proveedores de servicios para establecer los estándares, ya que para poner en marcha esta nueva tecnología debe de existir un consenso entre estas compañías.

En el 2016 cuando la eSIM fue presentada oficialmente, los fabricantes de aparatos celulares como Samsung y Apple, y las proveedoras de telefonía - a regaña dientes - ya estaban de acuerdo en implementar esta tecnología, que por ciento ya está disponible, pero que en la actualidad es inútil debido a que aunque existe un consenso, las empresas involucradas no se ponen de acuerdo en cómo se debe utilizar.

Para el momento de la presentación de las eSIM se pronosticaba que para estas fechas las mismas estarían en funcionamiento, pero esto no ha sucedido aun, debido a las diferencias entre las empresas celulares y los fabricantes. Sin embargo, como si eso no fuera suficiente, ahora los consumidores deberán de esperar más tiempo para tener la libertad que las eSIM les proporcionaran, ya que según reportan varios medios estadounidenses el despliegue de estas tarjetas también llamadas universales se tardaría aún más tiempo a razón de una investigación sobre si dos de los proveedores de servicios inalámbricos se pusieron de acuerdo para dificultar que los clientes cambien de compañía, tal y como esta tecnología lo promete.

La GSMA, dijo el sábado que la última versión de los estándares eSIM está "en espera hasta la finalización" de una investigación del Departamento de Justicia de los EE. UU (DOJ).

El New York Times informó el viernes que el DOJ está estudiando si los dos proveedores más grandes del país, AT&T y Verizon, confabularon con GSMA para que los nuevos estándares propuestos dieran a las compañías la capacidad de bloquear clientes en un proveedor inalámbrico, incluso si sus dispositivos tienen la eSIM. Eso podría violar la ley antimonopolio de EE. UU ya que dejaría a las empresas con las mismas ventajas, casi extorsionadoras con las que actualmente cuentan.

CNNMoney reportó el sábado que el Departamento de Justicia envió cartas a Sprint, AT&T, T-Mobile, Verizon y a GSMA a principios de este año en relación a la posible confabulación. Sin embargo CNNMoney aclara que esto no significa que los cuatro proveedores de servicios sean objetivos de las indagaciones.

La investigación del DOJ, no obstante solo resulta en beneficios precisamente para los operadores de servicio, porque el retraso les mantiene a ellos con el control de sus clientes. Los proveedores no están muy contento con el concepto de las eSIM porque las mismas les da a los clientes la posibilidad de abandonar sus redes en el momento que lo deseen, algo que resulta en desagrado para las empresas de que tarde o temprano encontraran alguna forma alternativa para mantener amarrado a sus clientes.

Leer Historia
Subscribe to this RSS feed