Autoridades fallan al proteger a nuestros niños en las escuelas

Published in Marcos Tamárez

Aunque oficialmente el verano no termina hasta el próximo 20 de septiembre, para los residentes de New York y algunos otros estados, la temporada del sol, el calor, las playas, las piscinas y las parrilladas concluyeron el pasado día 3 con el fin de semana del Día del Trabajo o Labor Day.

Este asueto, que pone fin al verano en los Estados Unidos, también significa que los niños que aún no han regresado a las escuelas, estarán iniciando el año escolar 2018 – 2019.

Ahora que nuevamente estamos enviando a nuestros niños a un aula, se hace necesario preguntarnos ¿qué tan seguros ellos estarán en nuestras escuelas? y ¿Qué tanto han hecho las autoridades para garantizar que cada niño que ocupe una butaca en un salón de clases pueda regresar con sus padres al final del día escolar?

No hay dudas de que, durante el receso de verano, el tema de la seguridad ha sido debate en cada uno de los distritos escolares del país, porque las situaciones de hombres armados en los centros escolares cada vez se hacen más común.

Esta, no ha sido, ni será la primera vez que las autoridades educativas tratan esta situación, pero si miramos las decenas de incidentes con armas de fuego en los últimos años, está claro que nada ha funcionado correctamente y nuestros niños siguen siendo objetivos y victimas del amor a las armas.  

Durante años las autoridades han tratado infructuosamente de encontrar la forma de mantener las armas lejos de las escuelas. Quizás frustrados por fallar en esto, las actuales autoridades de educación encabezada por Betsy DeVos, han planteado una alternativa que incluye todo lo contrario, que es llevar, las armas a los salones de clases, razón por la cual ha dado la autorización para que los distritos escolares puedan usar parte del dinero destinado para la educación de nuestros niños y jóvenes para las armas de fuego.

En una iniciativa difundida por la cadena Fox tras los más recientes tiroteos en escuelas, DeVos y otras autoridades del gobierno, creen que un arma de fuego en un salón de clases daría más seguridad, debido a que supuestamente, los profesores quienes serían los encargados de portar las armas, podrían enfrentar a cualquier posible tirador activo.

No se cómo funciona el razonamiento de las actuales autoridades, pero de seguro que la sensatez no es una de sus más grandes virtudes y como muestra es que se apoye dicha estupidez. Porque seamos honesto, es casi imposible que una persona armada pueda ser detenida antes de que realice algún daño. Sé que se dirá que al menos se podría minimizar el número de víctimas. Pero si esa es la idea de las autoridades, ellos sencillamente le han fallado al pueblo estadounidense en su función de proteger a la ciudadanía, en especial a los más indefensos como nuestros niños.

La visión del Gobierno, siempre tiene que ser la de garantizar la protección de los ciudadanos, y no adoptar una actitud de que minimizar un daño seria el resultado idóneo. Si las autoridades mantienen ese pensamiento, es claro que estamos jodidos. Y nosotros como miembros de esta sociedad debemos de alzar nuestras voces y demandar la garantía de que cada niño tenga un ambiente agradable para aprender y que cada día puedan regresar sanos y salvos con sus padres y familiares. Eso no es mucho pedir.

Leer Historia

En USA y Toronto, mismo problema, diferente acciones

Published in Marcos Tamárez

En los Estados Unidos un hombre con un arma de fuego entra a una escuela y mata a más de una docena de personas. Otro individuo dispara contra personas que asisten a un concierto de música country matando a más de medio centenar e hiriendo a varios cientos, otro sujeto irrumpe en una sala de cine y asesina a más de una decena de personas, otro entra a una iglesia y también malogra la vida de decenas de feligreses. Entonces los políticos del país reaccionan enérgicamente pidiendo oraciones y plegarias para los familiares de las víctimas.

En Toronto, Canadá, un hombre dispara en una concurrida calle matando a una joven de 18 años y una niña de 10 y las autoridades de la ciudad reaccionan votando abrumadoramente a favor de una medida que busca presionar al gobierno canadiense para que prohíba la venta de pistolas y también para que el gobierno provincial prohíba las ventas de municiones para armas cortas dentro de la ciudad.

En Estados Unidos donde los tiroteos parecen formar parte de la cultura del país, las autoridades y los políticos no parecen preocuparse por la violencia armada y mientras ellos siguen ignorando la situación, estadounidenses inocentes siguen perdiendo la vida.

En Toronto, los políticos entienden que las plegarias no son suficientes para consolar el dolor de las víctimas de tiroteos y detener el problema. Por eso solo tres días después de que Faisal Hussain, de 29 años, abriera fuego en un tramo de la avenida Danforth, en el nombrado Barrio Griego de Toronto, matando a dos personas e hiriendo a otras 13, el Consejo de la ciudad entendió que hay que enfrentar el problema de las armas de forma más contundente. Por eso ellos votaron 41-4 a favor de la ya mencionada medida, que además exige al gobierno federal considerar penas más severas para los traficantes de armas, más recursos para manejar el tráfico interno de armas de fuego y exámenes más rigurosos para asuntos de salud mental y violencia de pareja para dueños de armas con licencia.

En Toronto, la violencia armada ha tenido un repunte preocupante este año, donde se han registrado ya 29 homicidios con armas de fuego, lo que supera los homicidios totales del 2017 cuando se registraron 24.

En Estados Unidos según Gun Violence Archive (Archivo de la Violencia Armada), para el 23 de julio se habían registrado 188 tiroteos masivos. Los tiroteos masivos, de acuerdo con el FBI son aquellos donde son asesinadas más de tres personas.

Sabemos que no es justo comparar un país con una ciudad, Estados Unidos cuenta con más de 300 millones de habitantes y Toronto, con poco menos de tres millones. Sin embargo, es obvio que en la ciudad canadiense entienden que las armas de fuego representan un problema y ellos lo están tratando enérgicamente y como debe de ser. Pero en los Estados Unidos, no ocurre lo mismo, las autoridades y los políticos ignoran el problema por miedo de perder todos los fondos que la industria armamentista les da para sus campanas.

Por eso, en este escrito lo que queremos resaltar es como ambos (USA y Toronto) reaccionan y actúan ante una misma problemática. Como Toronto, pone la seguridad de sus ciudadanos por encima de los intereses de las empresas de armas y como en Estados Unidos, se le da la espalda a la población para complacer los intereses de un grupo. Y mientras esto sucede, personas inocentes y en especial niños, siguen perdiendo la vida ante la indiferencia de quienes llamamos nuestros líderes.

Leer Historia

Los abortos y no las armas son responsabilizdos por matanza en escuela

Published in Marcos Tamárez

Cada vez que se perpetra un tiroteo masivo en los Estados Unidos se comienzan a buscar las causas que llevaron a tal tragedia. Desde siempre la excusa favorita de los políticos y los defensores de las armas de fuego ha sido la salud mental de los atacantes. Más recientemente ellos han agregado a la lista de excusas a los videojuegos como una causa, no probable, sino directa para estos ataques.

Las escuelas se han convertido en el lugar favorito para las personas que desean hacer titulares en las noticias como artífices de una matanza. Por eso desde que el pasado viernes 18 de mayo un joven de 17 años, usando una pistola y una escopeta, inició una masacre en su escuela en Texas, algunos comenzaron a buscar las causas que llevaron a este adolescente a perpetrar su ataque. Las razones dadas por algunos han vuelto a ser las repetidas de siempre, la salud mental, los videojuegos, la falta de seguridad, la ideología…en este caso también se culpa a la cantidad de acceso que tiene la escuela. Pero claro, como siempre se obvian a las armas de fuego. Y en esta especifica matanza, un alto funcionario del estado de Texas ha agregado una causa súper increíble. Los abortos.

Sé que ha de parecer extraño, pero el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, así lo dejo entender durante el pasado fin de semana. No sé qué ustedes piensen, pero para mí resulta totalmente estúpido el que se quiera hablar del aborto como una razón para cometer una matanza, eso no tiene ningún sentido. Sin embargo, Patrick al momento de explicar que está llevando a los jóvenes a realizar estos ataques, señala que anualmente se están realizando 50 millones de abortos en el país.

Quizás el señor Patrick sepa algo que yo desconozco, pero por más que lo pienso y analizo, no encuentro ninguna conexión entre los abortos y los tiroteos masivos, lo que hace plantearme si es que el señor Vicegobernador está tratando de distraernos y desviar la atención de la verdadera razón por la ocurren estas matanzas.

Desde el viernes, medios de comunicaciones del país han estado ofreciendo nuevos detalles de lo ocurrido durante y previo al tiroteo. CNN reporta que el joven atacante, Dimitrios Pagourtzis, quien está siendo vinculado a la ideología neonazis, fue rechazado varias veces por una de las víctimas, Shana Fisher, quien, según su madre, una semana antes del tiroteo, se puso de pie en medio del salón de clases para reiterarle a Pagourtzis, que no tenía intenciones de salir con él. Esto, es una humillación pública con la que muchas personas, especialmente adolescentes, no saben cómo lidiar. Y quizás este joven, y estoy especulando con esto, pensó que la mejor forma de enfrentar su humillación, era la de tomar dos armas de fuego del arsenal de su padre, e ir matar personas que no le caían bien en su escuela. Recordemos que él no les disparó a los estudiantes que le agradaban.

Si de excusas baratas y teorías infundadas se trata, el adjudicar la matanza de la escuela secundaria de Santa Fe en Texas a un posible despecho, sería mucho más lógico que el simple hecho de salir en los medios diciendo estupideces como que los abortos son una de las razones por los que los tiradores en Estados Unidos llevan a cabo sus matanzas.

No hay que ser un superdotado para entender que los tiroteos masivos y los abortos no tienen ninguna relación. Ahora, si lo que se desea es desviar la atención sobre la realidad de la violencia armada en este país, entonces, el señor Patrick esta haciendo lo correcto al decir cosas sin sentido. Al fin y al cobo él sabe que, en los Estados Unidos, hay muchas personas que creen cualquier cosa que le digan.

Leer Historia

Son 10 los asesinados por adolescente en su ex escuela

Published in Noticias

Nueve estudiantes y un maestro son las victimas del tiroteo perpetrado la mañana del viernes en la escuela secundaria Santa Fe de Texas, según confirmaron las autoridades.

El ataque fue llevado a cabo por un ex estudiante de ese centro escolar, quien fue identificado como Dimitrios Pagourtzis, de 17 años, quien ingresó a la escuela armado con dos pistolas y explosivos improvisados.

Pagourtzis, ya ha sido acusado de asesinato capital tras el incidente, dijo la Oficina del Sheriff del condado de Galveston. Él está siendo retenido sin derecho a fianza.

Al menos otras dos personas de interés han sido detenidas en la investigación del ataque.

El atacante supuestamente usó un revólver .38 y una escopeta adquirida de su padre en el tiroteo, que envió a otros 10 a hospitales del área con heridas de bala, según la policía.

Según los informes, un registro de la casa de Pagourtzis y de un vehículo descubrió otros dispositivos, incluido un cóctel molotov.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, hablando en una conferencia de prensa, dijo que el sospechoso se entregó a la policía después de haber planeado suicidarse originalmente durante el ataque.

Dimitrios Pagourtzis, el presunto pistolero aparentemente publicó fotos de la iconografía neonazi en línea, de acuerdo con las cuentas de las redes sociales señaladas por sus compañeros y revisadas por varios medios estadounidenses.

El 30 de abril, Pagourtzis aparentemente publicó una camiseta con la leyenda "Born to kill (nacido para matar)" impreso en el frente, jactándose de que estaba hecho a medida.

Ese mismo día, Pagourtzis publicó varias fotos de una chaqueta adornada con una variedad de símbolos, incluyendo la Cruz de Hierro, un premio militar alemán otorgado por los nazis por última vez, y una hoz y un martillo, la cual el joven dijo que equiparaba a la Cruz de Hierro con "valentía" y que la hoz y el martillo con "rebelión".

Leer Historia

Un sistema estúpido que hace niños terroristas

Published in Marcos Tamárez

Es entendible que las autoridades reaccionen lo más rápido posible ante cualquier amenaza terrorista o de una matanza. Es totalmente comprensible que las autoridades intervengan cuando se reporte de que una persona tiene la intension de llevar a cabo alguna matanza contra inocentes.

La historia reciente de los Estados Unidos ha demostrado que ninguna posible amenaza o señal de atentado contra la vida de inocentes debe de ser tomada a la ligera. Los trágicos sucesos de Colombine, Virginia Tech, Las Vegas, Sandy Hook y Parkland entre otros, son las más acertadas muestras de que la población civil está a merced de cualquier mal intensionado que solo desee hacer daño y lastimar a otros, y las autoridades no deben descuidarse en eso.

No importa si el sistema estadounidense facilita que estas tragedias ocurran, no importa si los perpetradores son enfermos mentales, no importa si al gobierno y a los políticos les importa un bledo la ocurrencia de estos horribles sucesos, lo que sí importa es que cualquier denuncia, amenaza y hasta en casos extremos, la sola sospecha de un ataque debe de ser atendida con inmediatez e investigada – eso sí -  con la finalidad única de prevenir matanzas.

Es evidente que la población estadounidense –por más normal que se vea-  sale a las calles con miedo, con el temor de convertirse en una de las tantas victimas que cada año su suman a los tiroteos masivos. Por eso, nadie se toma a la ligera cualquier amenaza o cualquier posible indicio de un plan para cometer una matanza. Sin embargo, debemos de estar claros que, en muchas ocasiones, las denuncias son falsas, pero en otros casos las mismas tienen razón de ser. No obstante, tenemos que ser realistas y saber que anualmente son mas los actos terroristas internos que ocurren en territorio estadounidense que los complots que las autoridades desarticulan. De todos modos, y hay que reconocerlo, los cuerpos de seguridad ciudadana y la justicia del pais actuan con mucha deligencia en cada denuncia y lo hacen con tanto esmero, que en muchos casos exajeran la situacion.

Esa exageración es precisamente lo que ocurrió la pasada semana en Long Island donde un estudiante fue arrestado y ahora enfrenta cargos por amenaza terrorista. Esto es un procedimiento normal, pues las personas no pueden estar haciendo amenazas sin recibir un castigo. Eso es simple lógica, ¿cierto? ¿Pero qué pasa si quien hace la amenaza es un niño de 11 años…se deberá de actual como si se tratara de un adulto?  

De acuerdo con reportes de varios medios de comunicación, un estudiante de apenas 11 años de edad, dijo en su autobus escolar que portaba consigo una bomba y un arma de fuego. Esto fue reportado por otros dos estudiantes, lo que es completamente comprensible, ya que la sociedad y en especial los estudiantes, están más que asustados con esto de los ataques a centros escolares. También es más que aceptable el que la policia actuara ante la denuncia. Pero lo que no es aceptable y resulta totalmente irracional, es que después de que se comprobara que todo era falso a este niñito de 11 añitos se le presenten cargos por unas cuantas palabras equivocadas.

Es completamente injustificable y hasta estúpido que tras comprobarse que el niño estaba solo blofeando con sus compañeritos en el autobús, a éste se le trate como un terrorista y no se le diera quizás una reprimenda y algún tipo de castigo más adaptado a lo que él realmente es, un niñito de 11 años.

Pongamos las cosas en perspectivas, ¿qué tan en serio tomar a un niñito, que tan seria puede ser una amenaza de esta índole viniendo de un niño?, ¿Qué tan fácil se le hace a un niño conseguir una bomba?, por Dios seamos más sensatos, porque como sociedad estamos actuando como estúpidos y nuestros niños son los que están pagando nuestros errores.

Quizas para muchos, está bien que a un niño de 11 se le trate como terrorista con la excusa de que se debe de mandar un mensaje claro y fuerte contra este tipo de acciones, pero ¿es esa la forma en que nuestros niños deben de ser tratados?, ¿Es tratar a nuestros niños como terroristas el mensaje correcto para ellos o ¿es que al fin y al cabo ellos no son niños? y siendo así ¿Por qué le debemos de exigir que actúen como adultos cuando nosotros actuamos como niños?

En definitiva, lo que realmente está pasando aquí es que nosotros los adultos, la sociedad y el sistema en sí, queremos tapar el hecho de que le hemos y le estamos fallando a nuestros niños... Pero recuerde que todo lo que los niños hacen lo aprenden de nosotros, ellos son el reflejo de nosotros, son el reflejo de la sociedad en la que viven y encasillar como terrorista y tratar como criminal a un niñito de 11 añitos, es la prueba ferviente de que como nación estamos mal.

Leer Historia

Estudiantes protestarán este viernes contra violencia armada

Published in Noticias

Si crees que los estudiantes terminaron de protestar contra la violencia armada, prepárate para el National School Walkout (Protesta Escolar Nacional), que realizará este viernes por la mañana, cuando los estudiantes de más de 2,500 escuelas en todo el país se presentarán fuera de clase para exigir que los legisladores tomen medidas sobre las armas.

Si bien el tema es familiar, este evento es diferente y esto es lo que necesita saber sobre el movimiento de este viernes dirigido por los estudiantes:

La elección del viernes 20 de abril no es fortuita, sino que coincide con el aniversario de la masacre de Columbine High School en Colorado en 1999, donde 12 estudiantes y un maestro fueron asesinados.
Ese tiroteo masivo tuvo lugar hace 19 años, incluso antes de que nacieran los estudiantes que hoy están en secundaria. Pero muchos estudiantes, incluidos los actuales estudiantes de Columbine, dicen que sus vidas han sido formadas por masacres escolares esporádicas, y no se ha hecho lo suficiente para ayudar a prevenirlos.

Ahora, ¿Qué pasará exactamente el viernes?

A las 10 a.m. en cada zona horaria del país, los estudiantes saldrán y observarán un momento de silencio para las víctimas de disparos.

Lo que ocurra después de eso dependerá de los líderes de huelga de cada escuela. Una muestra de agenda sugiere marchar a la oficina de un legislador local; permitiendo tiempo de micrófono abierto para que los estudiantes compartan inquietudes; y ayudar a registrar a aquellos que son elegibles para votar en las próximas elecciones de noviembre.

"Durante el resto del día", se lee en la agenda de la muestra, "los estudiantes no regresarán a clase, sino que realizarán llamadas a las oficinas de sus senadores e inundarán las redes sociales con llamados a la reforma".

Pero, ¿Quién comenzó esto?

Lane Murdock, un estudiante de segundo año de 16 años de Ridgefield, Connecticut, fue quien lanzó el National School Walkout. Ella se molestó por su propia reacción, o la falta de ella, a la masacre de febrero en Marjory Stoneman Douglas High School en Florida.

"Cuando me enteré del tiroteo en MSD, recuerdo que no tuve una gran reacción. Y por eso, sabía que necesitaba cambiarme a mí misma, y necesitábamos cambiar este país", dijo Lane. "Deberíamos estar horrorizados, y ya no lo estamos. Es cultura estadounidense", dijo la joven.

La huelga de mañana, tiene como objetivo "empoderar a los estudiantes para que y se conviertan en líderes en sus comunidades, expresando su opinión cuando ven la inacción", explica Lane.

El movimiento también alienta a los jóvenes a impulsar la legislación a nivel estatal si el Congreso no actúa. "El gobierno federal puede establecer normas y prácticas que se apliquen a todos los estados en materia de seguridad con armas de fuego. Pero los estados tienen la opción de aprobar medidas adicionales para proteger a sus propios residentes de la violencia armada", dice el sitio web https://www.nationalschoolwalkout.net/ el cual promociona la protesta de este viernes. Ese mismo sitio puede ser visitado para encontrar más información sobre dicha movilización.

Leer Historia

¿Quién podrá salvar a los fabricantes de armas?

Published in Marcos Tamárez

La industria de las armas de fuego está en problemas, no por la razón que debería (los tiroteos), sino por la gran baja en las ventas que ha estado experimentando el sector. Para los opositores a las armas –como yo- esto es música para los oídos, sin embargo no es algo para celebrar aún, porque debemos de recordar que estamos en Estados Unidos donde -no todos, pero sí muchas personas- aman las armas.

Una muestra del mal momento que está pasando la industria es que en la última semana de marzo la legendaria empresa Remington solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 después de 200 años en el negocio.

Fundada en Nueva York en 1816, Remington es una de las fabricantes de armas más antiguas de Estados Unidos y una de las marcas más emblemáticas del mundo. La compañía, que tiene su sede en Carolina del Norte, fabrica una variedad de rifles, pistolas y escopetas a través de sus siete plantas, incluida una gran fábrica en Ilion, Nueva York, que ha estado produciendo armas desde la década de 1840.

La situación no solo ha tocado a Remington, sino que otras fabricantes de armas y municiones como Sturm Ruger, Vista Outdoor y American Outdoor Brands, que posee la marca Smith and Wesson, se han visto muy afectadas por la caída de las ventas.

¿Pero cuál es la razón por la que las ventas de armas han caído tanto? Aunque pueda parecer extraño, la causa de la debacle en el mercado tiene un nombre inesperado “Donald Trump”. Sí ¿Verdad que parece contraproducente?, porque Trump es un defensor de la tenencia de armas y es un aliado de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Bueno, dejenme contarles como va el asunto. Durante la administración del ex presidente Barack Obama, los amantes de las armas temían que se implementaran fuertes restricciones a la comercialización de las armas y este miedo llevó a que estas personas compraran más armas para evitar tener que pasar por un posible tedioso proceso de revisión de antecedentes y demás. Esto a su vez llevó a que se marcaran récords de ventas en todo el país, siendo el año de las elecciones donde más armas se compraron ya que con la candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton, también se temía por más controles. Pero inesperadamente Trump fue declarado ganador de las elecciones del 2016, y los temores de leyes de control de armas más estrictos se fueron y las personas dejaron de comprarlas.

Este efecto ha sido precisamente el que ha llevado a la industria de las armas a la situación en la que se encuentra actualmente y a Remington a buscar protección ante la quiebra. ¿Recuerdan en el primer párrafos cuando dije que aun no se podía celebrar la bancarrota de Remington? La razón es que pese a sus problemas económicos que incluye una deuda de más de $ 600 millones, la empresa no piensa salir del mercado y darse por vencida.

La prueba de esto es precisamente el que Remington, que es propiedad de Cerberus Capital Management está buscando la protección del Capítulo 11. Esto le permitirá conseguir fondos para seguir operando. Y ya un juez federal le aprobó un préstamos por 75 millones de dólares para que la empresa pueda seguir fabricando armas a medida que funciona a través de la bancarrota. No obstante, en total Remington está solicitando un préstamo por $ 338 millones, el cual debe de ser aprobado antes del 29 de abril.

La posición de Remington de no tirar la toalla es la misma que toda la industria tiene y aunque todo indica que se necesitaría de un milagro para impulsar las ventas, no podemos dar por asentado el que este sector permanecerá como se encuentra actualmente.

¿Pero como los fabricantes de armas lograran mantenerse a flote? La matanza en la escuela secundaria de Parkland y el tenue debate de más controles no han funcionado en esta ocasión, pues recordemos que tras un tiroteo las ventas de armas siempre habían aumentado.

Ahora, si la matanza de Parkland no fue beneficiosa ¿cual sería el siguiente paso para revitalizar la comercialización de armas? Eso es simple, volver a crear el efecto Obama y esto se lograría estimulando la idea de que se implementaran más controles, por eso no debe de extrañarnos si un dia de estos Trump comienza a hablar de este tema o uno que otro congresista –que de seguro sería demócrata- propone o somete un proyecto de ley con tal finalidad. Si los amantes de las armas ven la sola posibilidad de una ley que haga más difícil el comprar armas, ya está demostrado que ellos abarrotarían las tiendas para comprar uno que otro riflecito o pistolita en amparo de la 2da Enmienda.




Leer Historia

Las armas de fuego y las escuelas

Published in Marcos Tamárez

No importa cuántas veces las autoridades repitan que las escuelas nunca antes han estado tan seguras como en la actualidad. No importa cuanto ellos insistan en que están tomando todas las medidas necesarias para mantener a nuestros niños fuera de peligro. No importan cuanto ellos se esfuercen por vendernos esa idea, si los hechos dicen todo lo contrario.

No es que tenga la intención de alarmar a la población, pero los hechos acaecidos desde el pasado primero de enero son más que claros y cuentan una historia distinta a la que las autoridades nos dicen sobre la seguridad en las escuelas del país.

Desde que las escuelas reabrieron tras la pausa de Navidad, a nivel nacional para el día 1 de febrero se habían registrado un total de 12 incidentes con armas de fuego en centros educativos del país. Solo tres de ellos ocurrieron en un lapso de 6 seis días.

Las autoridades escolares y gubernamentales se han pasado los últimos años repitiéndonos que nuestros niños están seguros en las escuelas, pero lo que hemos visto y muchas familias han tenido que vivir en lo que va de este año, nos deja claro que ellos están equivocados. No sé qué ustedes piensan, pero en lo personal, creo que nuestros niños no deberían de ir a la escuela bajo la posibilidad de que en cualquier momento pueda ocurrir un tiroteo, pero mucho menos, ellos y nosotros deberíamos de dar como un hecho de que un tiroteo es algo que podría suceder en cualquier momento.

Lamentablemente, eso es lo que está ocurriendo, nuestros niños han tenido que aprender en nuestras escuelas que un tiroteo en un lugar de enseñanza es algo con lo que deben de vivir, porque ha sido y es más fácil para nuestras autoridades enseñarles eso, que simplemente lidiar con el verdadero problema, que es establecer controles de armas más estrictos.

En vez de someter a nuestros niños a aprender cómo manejar una situación de un tirador activo, se les debería de enseñar en las escuelas que las armas son peligrosas y que no representan ningún beneficio para los portadores. Pero claro, nuestros niños no son grandes donadores de las campañas electorales de nuestros legisladores. Los fabricantes de armas y la Asociación Nacional del Rifle (NRA), sí lo son, ellos disponen de millones de dólares para las campañas de nuestros legisladores. Sí, esas personas que van al Capitolio en Washington o a las salas capitulares de nuestros estados a representar –supuestamente – a sus electores, o sea, nosotros, pero que a la larga solo responden a los intereses de sus grandes donantes.

Las escuelas deben y tienen que ser un lugar seguro para nuestros hijos y nosotros como miembros de esta sociedad, como votantes y como contribuyentes debemos de demandar de nuestras autoridades más control sobre las armas de fuego, porque asignando más policías a las escuelas o autorizando a los maestros a llevar armas a los salones de clases, no se garantiza la seguridad de los niños, porque el fuego no se combate con fuego.

 

Este artículo fue publicado orginalmente el 9 de febrero del 2018

Leer Historia
Subscribe to this RSS feed