Autoridades fallan al proteger a nuestros niños en las escuelas

Published in Marcos Tamárez

Aunque oficialmente el verano no termina hasta el próximo 20 de septiembre, para los residentes de New York y algunos otros estados, la temporada del sol, el calor, las playas, las piscinas y las parrilladas concluyeron el pasado día 3 con el fin de semana del Día del Trabajo o Labor Day.

Este asueto, que pone fin al verano en los Estados Unidos, también significa que los niños que aún no han regresado a las escuelas, estarán iniciando el año escolar 2018 – 2019.

Ahora que nuevamente estamos enviando a nuestros niños a un aula, se hace necesario preguntarnos ¿qué tan seguros ellos estarán en nuestras escuelas? y ¿Qué tanto han hecho las autoridades para garantizar que cada niño que ocupe una butaca en un salón de clases pueda regresar con sus padres al final del día escolar?

No hay dudas de que, durante el receso de verano, el tema de la seguridad ha sido debate en cada uno de los distritos escolares del país, porque las situaciones de hombres armados en los centros escolares cada vez se hacen más común.

Esta, no ha sido, ni será la primera vez que las autoridades educativas tratan esta situación, pero si miramos las decenas de incidentes con armas de fuego en los últimos años, está claro que nada ha funcionado correctamente y nuestros niños siguen siendo objetivos y victimas del amor a las armas.  

Durante años las autoridades han tratado infructuosamente de encontrar la forma de mantener las armas lejos de las escuelas. Quizás frustrados por fallar en esto, las actuales autoridades de educación encabezada por Betsy DeVos, han planteado una alternativa que incluye todo lo contrario, que es llevar, las armas a los salones de clases, razón por la cual ha dado la autorización para que los distritos escolares puedan usar parte del dinero destinado para la educación de nuestros niños y jóvenes para las armas de fuego.

En una iniciativa difundida por la cadena Fox tras los más recientes tiroteos en escuelas, DeVos y otras autoridades del gobierno, creen que un arma de fuego en un salón de clases daría más seguridad, debido a que supuestamente, los profesores quienes serían los encargados de portar las armas, podrían enfrentar a cualquier posible tirador activo.

No se cómo funciona el razonamiento de las actuales autoridades, pero de seguro que la sensatez no es una de sus más grandes virtudes y como muestra es que se apoye dicha estupidez. Porque seamos honesto, es casi imposible que una persona armada pueda ser detenida antes de que realice algún daño. Sé que se dirá que al menos se podría minimizar el número de víctimas. Pero si esa es la idea de las autoridades, ellos sencillamente le han fallado al pueblo estadounidense en su función de proteger a la ciudadanía, en especial a los más indefensos como nuestros niños.

La visión del Gobierno, siempre tiene que ser la de garantizar la protección de los ciudadanos, y no adoptar una actitud de que minimizar un daño seria el resultado idóneo. Si las autoridades mantienen ese pensamiento, es claro que estamos jodidos. Y nosotros como miembros de esta sociedad debemos de alzar nuestras voces y demandar la garantía de que cada niño tenga un ambiente agradable para aprender y que cada día puedan regresar sanos y salvos con sus padres y familiares. Eso no es mucho pedir.

Leer Historia

Puertorriqueño jura como primer presidente hispano de UAlbany

Published in Albany Noticias

La Universidad de Albany (UAlbany), perteneciente al sistema de la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY) juramentó oficialmente a su nuevo presidente.

Se trata de Havidán Rodríguez, quien se convirtió en vigésimo presidente de esa entidad de estudios y el primer líder hispano en ocupar la posición de un campus de SUNY.

El nativo de Arecibo, Puerto Rico, fue elegido para dirigir el campus de 17,743 estudiantes en junio del 2017 por la junta directiva de SUNY y ha estado en el campus desde el otoño pasado, realizando una serie de "giras de escucha y aprendizaje" con la facultad, el personal y los estudiantes para ayudar a refinar sus planes para hacer avanzar el campus.

Rodríguez llega a UAlbany en momento en que la escuela está viendo un aumento en las solicitudes, gracias en parte a un nuevo programa estatal que ofrece clases gratis a familias de clase media, y a la popularidad de los nuevos programas.

De acuerdo con el Times Unions, hasta el jueves, UAlbany había recibido 27,286 solicitudes de primer año: la mayor cantidad en la historia de la escuela y un aumento del 13 por ciento con respecto al año anterior.

El total de solicitudes de pregrado fue de 30,195, contando transferencias, estudiantes internacionales e Igualdad de Oportunidades.

UAlbany también es muy diverso, con un 18 por ciento de estudiantes afroamericanos y 17 por ciento hispanos.

Antes de venir a Albany, Rodríguez fue el rector fundador de la Universidad de Texas Rio Grande Valley, un centro nuevo que se formó combinando escuelas en Brownsville y Edinburg, Texas e incluyó una nueva facultad de medicina.

Rodríguez, quien es un ex miembro de la Fuerza Aerea, también ha trabajado en la Universidad de Delaware y el campus de la Universidad de Puerto Rico-Mayagüez.

Leer Historia

Cuánto gana un profesor en cada estado de EEUU

Published in Noticias

Los maestros en todo Estados Unidos quieren un aumento salarial. Y en algunos estados, como West Virginia, Oklahoma y Kentucky,  los docentes están saliendo del aula para exigirlo.

A nivel nacional, el salario promedio de maestros de escuelas públicas para el año escolar 2016-2017 fue de $ 59,850, Business Insider. Si bien el salario nominal de los maestros ha aumentado, cuando se ajusta por inflación, el salario promedio a través del tiempo,  ha disminuido alrededor de un 1,6% lo que es más bajo que el promedio de $ 41,407 del año escolar 1999-2000.

En febrero, los maestros de las escuelas públicas de West Virginia se declararon en huelga para protestar por aumentos salariales de 1% y 2% programados para los próximos años. Después de nueve días, los legisladores estatales aprobaron un aumento del 5%.

La huelga de maestros de West Virginia ha alentado a otros estados a seguir su ejemplo. (Técnicamente, estos se llaman "paros" porque las huelgas de maestros son ilegales).

Los maestros en Oklahoma, donde el 20% de los distritos escolares tienen semanas escolares de cuatro días debido a restricciones presupuestarias, se declararon en huelga el 2 de abril después de que se aprobara un nuevo presupuesto. Los docentes no han recibido un aumento allí desde 2008, mientras que el tamaño de las clases es mayor que el máximo permitido legalmente de 20 estudiantes por salón.

La gobernadora de Oklahoma Mary Fallin dijo a CBS News que "los maestros quieren más, pero es como tener un hijo adolescente que quiere un auto mejor".

En Kentucky, los maestros también están protestando, luchando contra los recortes presupuestarios y un plan para hacer que las pensiones de jubilación de los maestros sean más parecidas a las cuentas 401 (k), según The New York Times. En Arizona, los maestros están pidiendo un aumento salarial del 20% y se están preparando para las protestas públicas.

Los estados proporcionan el 46% de los fondos para la educación y los gobiernos locales están al alcance del 45,6% restante de los costos, según los datos de la Asociación Nacional de Educación (NEA). Solo el 8.4% de todos los fondos educativos para escuelas públicas proviene del gobierno federal.

El financiamiento de la educación para escuelas y estudiantes varía ampliamente de un estado a otro. En Utah, se gastan $ 6,575 en cada estudiante, mientras que en Nueva York se gasta $ 21,000 por alumno. La relación entre gastar más dinero en educación y un mayor rendimiento académico se ha apoyado y se ha opuesto, sin una respuesta clara disponible.

Los salarios de los maestros han disminuido más en Colorado, donde los educadores ganan un 15% menos ahora que hace unos 20 años, cuando se ajustaron por inflación. Por otro lado, los maestros de Wyoming han visto el aumento salarial más grande con un salario aproximadamente 20% más alto de lo que hubiera sido si hubiera aumentado simplemente junto con la inflación.

ESTADOS

SALARIOS

51. South Dakota

$42,668

50. Mississippi

$42,925

49. Oklahoma

$45,245

48. West Virginia

$45,701

47. Colorado

$46,506

46. Utah

$47,244

45. Arizona

$47,403

44. New Mexico

$47,500

43. Idaho

$47,504

42. Kansas

$47,984

41. Missouri

$48,293

40. Tennessee

$48,456

39. South Carolina

$48,598

38. Arkansas

$48,616

37. Alabama

$48,868

36. Florida

$49,407

35. North Carolina

$49,837

34. Louisiana

$50,000

33. Indiana

$50,554

32. Virginia

$51,049

31. Maine

$51,077

30. Montana

$51,422

29. North Dakota

$51,618

28. Nebraska

$52,338

27. Kentucky

$52,339

26. Texas

$52,575

25. Washington

$54,147

24. Georgia

$54,602

23. Wisconsin

$54,998

22. Iowa

$55,443

21. Ohio

$57,000

20. New Hampshire

$57,253

19. Minnesota

$57,346

18. Nevada

$57,376

17. Hawaii

$57,674

16. Wyoming

$58,650

15. Vermont

$60,187

14. Delaware

$60,214

13. Illinois

$61,602

12. Oregon

$61,631

11. Michigan

$62,200

10. Pennsylvania

$62,200

9. Rhode Island

$66,477

8. Maryland

$66,961

7. Alaska

$68,138

6. New Jersey

$69,623

5. Connecticut

$72,561

4. Washington, DC

$76,131

3. Massachusetts

$77,804

2. California

$78,711

1. New York

$79,637

Leer Historia

Las armas de fuego y las escuelas

Published in Marcos Tamárez

No importa cuántas veces las autoridades repitan que las escuelas nunca antes han estado tan seguras como en la actualidad. No importa cuanto ellos insistan en que están tomando todas las medidas necesarias para mantener a nuestros niños fuera de peligro. No importan cuanto ellos se esfuercen por vendernos esa idea, si los hechos dicen todo lo contrario.

No es que tenga la intención de alarmar a la población, pero los hechos acaecidos desde el pasado primero de enero son más que claros y cuentan una historia distinta a la que las autoridades nos dicen sobre la seguridad en las escuelas del país.

Desde que las escuelas reabrieron tras la pausa de Navidad, a nivel nacional para el día 1 de febrero se habían registrado un total de 12 incidentes con armas de fuego en centros educativos del país. Solo tres de ellos ocurrieron en un lapso de 6 seis días.

Las autoridades escolares y gubernamentales se han pasado los últimos años repitiéndonos que nuestros niños están seguros en las escuelas, pero lo que hemos visto y muchas familias han tenido que vivir en lo que va de este año, nos deja claro que ellos están equivocados. No sé qué ustedes piensan, pero en lo personal, creo que nuestros niños no deberían de ir a la escuela bajo la posibilidad de que en cualquier momento pueda ocurrir un tiroteo, pero mucho menos, ellos y nosotros deberíamos de dar como un hecho de que un tiroteo es algo que podría suceder en cualquier momento.

Lamentablemente, eso es lo que está ocurriendo, nuestros niños han tenido que aprender en nuestras escuelas que un tiroteo en un lugar de enseñanza es algo con lo que deben de vivir, porque ha sido y es más fácil para nuestras autoridades enseñarles eso, que simplemente lidiar con el verdadero problema, que es establecer controles de armas más estrictos.

En vez de someter a nuestros niños a aprender cómo manejar una situación de un tirador activo, se les debería de enseñar en las escuelas que las armas son peligrosas y que no representan ningún beneficio para los portadores. Pero claro, nuestros niños no son grandes donadores de las campañas electorales de nuestros legisladores. Los fabricantes de armas y la Asociación Nacional del Rifle (NRA), sí lo son, ellos disponen de millones de dólares para las campañas de nuestros legisladores. Sí, esas personas que van al Capitolio en Washington o a las salas capitulares de nuestros estados a representar –supuestamente – a sus electores, o sea, nosotros, pero que a la larga solo responden a los intereses de sus grandes donantes.

Las escuelas deben y tienen que ser un lugar seguro para nuestros hijos y nosotros como miembros de esta sociedad, como votantes y como contribuyentes debemos de demandar de nuestras autoridades más control sobre las armas de fuego, porque asignando más policías a las escuelas o autorizando a los maestros a llevar armas a los salones de clases, no se garantiza la seguridad de los niños, porque el fuego no se combate con fuego.

 

Este artículo fue publicado orginalmente el 9 de febrero del 2018

Leer Historia
Subscribe to this RSS feed