En que va la apelación contra la fusión de AT&T y Time Warner

Published in Noticias

Mientras se prepara para regresar a la sala del tribunal en un esfuerzo por deshacer la fusión de AT&T y Time Warner por 85,400 millones de dólares, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos describió su estrategia para apelar la decisión de un juez federal que permitió cerrar el trato.

Como lo hicieron durante la prueba inicial en la primavera, los reguladores gubernamentales señalaron los argumentos que DirecTV hizo hace años para oponerse al vínculo de Comcast y NBCUniversal. (Casualmente, esa fusión fue aprobada por el mismo juez que autorizó el cuándo AT&T-Time Warner).

"La evidencia estableció el daño que AT&T predijo que es probable que ocurra aquí", afirmó el Departamento de Justicia (DOJ) en un informe presentado en su caso en la Corte de Apelaciones del Distrito D.C. y que fue recreado esta semana por deadline.com. "El tribunal de distrito sostuvo lo contrario, pero solo al ignorar erróneamente los principios fundamentales de economía y sentido común".

Al emitir una fuerte reprimenda del caso del gobierno y entregar a AT&T una victoria total el 12 de junio pasado, el juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos Richard J. Leon abrió las puertas para la negociación de los medios. También permitió que se cerrara el histórico acuerdo AT&T-Time Warner, lo que significa que tendría que deshacerse si el panel de tres jueces en el nivel de apelación contradice la decisión de León.

Hay muchos otros resultados potenciales de la apelación, que se espera que comience con las audiencias en octubre, lo que incluye forzar la desinversión de algunas de las redes de Turner o establecer límites más estrictos a AT&T como distribuidor. El Circuito D.C. también podría devolver el caso al Tribunal de Distrito para un nuevo juicio.

En una declaración, el abogado general de AT&T, David McAtee, no se contuvo al responder al argumento del Departamento de Justica. "Después de un largo juicio, el juez León sopesó las pruebas y emitió una decisión exhaustiva de 172 páginas que sistemáticamente expuso cada uno de los muchos agujeros en el caso del Gobierno. No hay nada en el escrito del DOJ hoy que deba perturbar esa decisión", señaló, McAtee, al tiempo que resalta que las apelaciones no son un “volver a hacer algo”.

Leer Historia

En esto yo apoyo al gobierno

Published in Marcos Tamárez

Yo debo de reconocer públicamente que no soy un fanático del actual régimen de gobierno en los Estados Unidos. Lo considero una de los más desordenados, despótico, falso y abusivo que he visto en mi vida.

Pero de igual forma debo de reconocer que en una cosa estoy a su favor. Se trata de la oposición que el gobierno está haciendo a la adquisición de Time Warner por parte de AT&T.

El jueves, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) anunció que apelará la decisión de un juez federal que el mes pasado dio luz verde para que dichas compañías se fusionaran. En su dictamen el magistrado alegó que, en su proceso, las compañías, no violaron las reglamentaciones antimonopolio del país. Además, señala que el DOJ, quien estaba desafiando la fusión, no había hecho suficiente para mostrar como dicho acuerdo afectaría a los consumidores.

Las negociaciones que involucran un acuerdo de 85 mil millones de dólares, llevan casi dos años en proceso, y fue aprobado por el juez Richard Leon en mayo pasado, permitiendo que solo días después del fallo, AT&T tomara control de Time Warner. Pero el juez Leon otorgó al Departamento de Justicia 60 días para apelar la decisión.

Desde un principio el gobierno se ha opuesto a la fusión alegando que esta reduciría la competencia y aumentaría los precios para los consumidores. Aunque para muchos esa no es, ni ha sido la real razón por la que el gobierno a través del Departamento de Justicia ha rechazado el acuerdo, lo que si es cierto es que el planteamiento de las autoridades es válido.

Cuando dos empresas del mismo tipo de industria se fusionan, la competencia se reduce, los consumidores terminan perdiendo opciones y los precios de los servicios ofrecidos suben. Todo esto al fin y al cabo va en detrimento de la población y es precisamente aquí donde yo me pongo del lado del gobierno, esperando que su apelación proceda y tenga éxito en el Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia donde el DOJ presentó los documentos para tratar de bloquear dicho acuerdo.

Para algunos, lo que la postura del gobierno busca es afectar al canal de noticias por cable CNN, una de las cadenas más críticas de la administración Trump y que es propiedad de Time Warner. Durante las negociaciones varios medios reportaron que el gobierno condicionó su respaldo a la fusión, si CNN era dejada fuera del acuerdo, pero tanto AT&T como Time Warner se habrían negado.

Estos reportes, nunca desmentidos por el gobierno, han inducido a la creencia por parte de muchas personas de que la administración no está realmente interesada en proteger a los consumidores como está alegando. Esto es más creíble al mirar como el mismo gobierno allanó el camino para que la empresa de tendencia conservadora y defensora de los intereses de Trump, Sinclair Broadcasting Group, adquiriera a Tribute Media.

Aunque no sea por la razón correcta, la oposición del DOJ a la fusión de AT&T y Time Warner, tiene sentido y podría arrojar beneficios a largo plazo para la población, ya que los clientes de canales propiedad de Time Warner (CNN, HBO, TNT entre muchos otros) o WarnerMedia como la renombró AT&T, podrían de salvarse de tener que pagar más por tener estos medios en sus programaciones. Además, si los ejecutivos de Time Warner persisten en mantener la empresa a la venta, quizás un nuevo comprador, que no esté relacionado con la industria de los medios y el entretenimiento, surja manteniendo la competitividad en el mercado de las televisoras.   

Leer Historia

Investigación retrasa implementación de las eSIM

Published in Marcos Tamárez

Todos los usuarios de telefonía inalámbrica tienen conocimiento de lo tedioso que resulta tratar con sus proveedores de servicios en especial cuando se trata de transferir su servicio de una compañía a otra. Me imagino que cada persona que en algún momento ha tratado de cambiar de compañía se ha visto con la problemática de que el teléfono que le costó un ojo de la cara no puede ser utilizado en otra empresa que no sea la misma que se desea abandonar.

Para explicarlo de una forma más clara. Supongamos que usted es cliente de Verizon y hace tres meses adquirió un teléfono celular de los denominados de alta gama, esos que son súper carísimos y por la razón que sea, quiere mudarse a T-Mobile o viceversa. En la actualidad eso es sumamente imposible. La razón que siempre se ha dado es que ambas compañías operan en diferentes redes, (Verizon – CDMA y T-Mobile –GSM), pero la verdad es que desde hacer un buen tiempo se ha trabajado para que los usuarios se puedan saltar esa excusa.

Quizás usted no ha oído hablar de las eSIM, pero si lo ha hecho sabe que son unas tarjetas SIM electrónicas universales que permitirá a los usuarios de telefonía móvil cambiar de su proveedor en cualquier momento y sin muchos bla bla bla.

Estas tarjetas, que representan el final del uso de las SIM, las que le dan el control a las compañías sobre sus teléfonos,  estarán incluidas en los aparatos celulares, los cuales a su vez no tendrán más las ranuras para la colocación de las SIM que conocemos hoy en día.

Para lograr la integración de las eSIM, desde hace varios años hay un grupo denominado GSMA que trabaja conjuntamente con los fabricantes de teléfonos y los proveedores de servicios para establecer los estándares, ya que para poner en marcha esta nueva tecnología debe de existir un consenso entre estas compañías.

En el 2016 cuando la eSIM fue presentada oficialmente, los fabricantes de aparatos celulares como Samsung y Apple, y las proveedoras de telefonía - a regaña dientes - ya estaban de acuerdo en implementar esta tecnología, que por ciento ya está disponible, pero que en la actualidad es inútil debido a que aunque existe un consenso, las empresas involucradas no se ponen de acuerdo en cómo se debe utilizar.

Para el momento de la presentación de las eSIM se pronosticaba que para estas fechas las mismas estarían en funcionamiento, pero esto no ha sucedido aun, debido a las diferencias entre las empresas celulares y los fabricantes. Sin embargo, como si eso no fuera suficiente, ahora los consumidores deberán de esperar más tiempo para tener la libertad que las eSIM les proporcionaran, ya que según reportan varios medios estadounidenses el despliegue de estas tarjetas también llamadas universales se tardaría aún más tiempo a razón de una investigación sobre si dos de los proveedores de servicios inalámbricos se pusieron de acuerdo para dificultar que los clientes cambien de compañía, tal y como esta tecnología lo promete.

La GSMA, dijo el sábado que la última versión de los estándares eSIM está "en espera hasta la finalización" de una investigación del Departamento de Justicia de los EE. UU (DOJ).

El New York Times informó el viernes que el DOJ está estudiando si los dos proveedores más grandes del país, AT&T y Verizon, confabularon con GSMA para que los nuevos estándares propuestos dieran a las compañías la capacidad de bloquear clientes en un proveedor inalámbrico, incluso si sus dispositivos tienen la eSIM. Eso podría violar la ley antimonopolio de EE. UU ya que dejaría a las empresas con las mismas ventajas, casi extorsionadoras con las que actualmente cuentan.

CNNMoney reportó el sábado que el Departamento de Justicia envió cartas a Sprint, AT&T, T-Mobile, Verizon y a GSMA a principios de este año en relación a la posible confabulación. Sin embargo CNNMoney aclara que esto no significa que los cuatro proveedores de servicios sean objetivos de las indagaciones.

La investigación del DOJ, no obstante solo resulta en beneficios precisamente para los operadores de servicio, porque el retraso les mantiene a ellos con el control de sus clientes. Los proveedores no están muy contento con el concepto de las eSIM porque las mismas les da a los clientes la posibilidad de abandonar sus redes en el momento que lo deseen, algo que resulta en desagrado para las empresas de que tarde o temprano encontraran alguna forma alternativa para mantener amarrado a sus clientes.

Leer Historia
Subscribe to this RSS feed