Autoridades fallan al proteger a nuestros niños en las escuelas

Featured
Marcos Tamárez

Aunque oficialmente el verano no termina hasta el próximo 20 de septiembre, para los residentes de New York y algunos otros estados, la temporada del sol, el calor, las playas, las piscinas y las parrilladas concluyeron el pasado día 3 con el fin de semana del Día del Trabajo o Labor Day.

Este asueto, que pone fin al verano en los Estados Unidos, también significa que los niños que aún no han regresado a las escuelas, estarán iniciando el año escolar 2018 – 2019.

Ahora que nuevamente estamos enviando a nuestros niños a un aula, se hace necesario preguntarnos ¿qué tan seguros ellos estarán en nuestras escuelas? y ¿Qué tanto han hecho las autoridades para garantizar que cada niño que ocupe una butaca en un salón de clases pueda regresar con sus padres al final del día escolar?

No hay dudas de que, durante el receso de verano, el tema de la seguridad ha sido debate en cada uno de los distritos escolares del país, porque las situaciones de hombres armados en los centros escolares cada vez se hacen más común.

Esta, no ha sido, ni será la primera vez que las autoridades educativas tratan esta situación, pero si miramos las decenas de incidentes con armas de fuego en los últimos años, está claro que nada ha funcionado correctamente y nuestros niños siguen siendo objetivos y victimas del amor a las armas.  

Durante años las autoridades han tratado infructuosamente de encontrar la forma de mantener las armas lejos de las escuelas. Quizás frustrados por fallar en esto, las actuales autoridades de educación encabezada por Betsy DeVos, han planteado una alternativa que incluye todo lo contrario, que es llevar, las armas a los salones de clases, razón por la cual ha dado la autorización para que los distritos escolares puedan usar parte del dinero destinado para la educación de nuestros niños y jóvenes para las armas de fuego.

En una iniciativa difundida por la cadena Fox tras los más recientes tiroteos en escuelas, DeVos y otras autoridades del gobierno, creen que un arma de fuego en un salón de clases daría más seguridad, debido a que supuestamente, los profesores quienes serían los encargados de portar las armas, podrían enfrentar a cualquier posible tirador activo.

No se cómo funciona el razonamiento de las actuales autoridades, pero de seguro que la sensatez no es una de sus más grandes virtudes y como muestra es que se apoye dicha estupidez. Porque seamos honesto, es casi imposible que una persona armada pueda ser detenida antes de que realice algún daño. Sé que se dirá que al menos se podría minimizar el número de víctimas. Pero si esa es la idea de las autoridades, ellos sencillamente le han fallado al pueblo estadounidense en su función de proteger a la ciudadanía, en especial a los más indefensos como nuestros niños.

La visión del Gobierno, siempre tiene que ser la de garantizar la protección de los ciudadanos, y no adoptar una actitud de que minimizar un daño seria el resultado idóneo. Si las autoridades mantienen ese pensamiento, es claro que estamos jodidos. Y nosotros como miembros de esta sociedad debemos de alzar nuestras voces y demandar la garantía de que cada niño tenga un ambiente agradable para aprender y que cada día puedan regresar sanos y salvos con sus padres y familiares. Eso no es mucho pedir.

(0 Votos)
Leido 72 times