En esto yo apoyo al gobierno

Featured
Marcos Tamárez

Yo debo de reconocer públicamente que no soy un fanático del actual régimen de gobierno en los Estados Unidos. Lo considero una de los más desordenados, despótico, falso y abusivo que he visto en mi vida.

Pero de igual forma debo de reconocer que en una cosa estoy a su favor. Se trata de la oposición que el gobierno está haciendo a la adquisición de Time Warner por parte de AT&T.

El jueves, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) anunció que apelará la decisión de un juez federal que el mes pasado dio luz verde para que dichas compañías se fusionaran. En su dictamen el magistrado alegó que, en su proceso, las compañías, no violaron las reglamentaciones antimonopolio del país. Además, señala que el DOJ, quien estaba desafiando la fusión, no había hecho suficiente para mostrar como dicho acuerdo afectaría a los consumidores.

Las negociaciones que involucran un acuerdo de 85 mil millones de dólares, llevan casi dos años en proceso, y fue aprobado por el juez Richard Leon en mayo pasado, permitiendo que solo días después del fallo, AT&T tomara control de Time Warner. Pero el juez Leon otorgó al Departamento de Justicia 60 días para apelar la decisión.

Desde un principio el gobierno se ha opuesto a la fusión alegando que esta reduciría la competencia y aumentaría los precios para los consumidores. Aunque para muchos esa no es, ni ha sido la real razón por la que el gobierno a través del Departamento de Justicia ha rechazado el acuerdo, lo que si es cierto es que el planteamiento de las autoridades es válido.

Cuando dos empresas del mismo tipo de industria se fusionan, la competencia se reduce, los consumidores terminan perdiendo opciones y los precios de los servicios ofrecidos suben. Todo esto al fin y al cabo va en detrimento de la población y es precisamente aquí donde yo me pongo del lado del gobierno, esperando que su apelación proceda y tenga éxito en el Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia donde el DOJ presentó los documentos para tratar de bloquear dicho acuerdo.

Para algunos, lo que la postura del gobierno busca es afectar al canal de noticias por cable CNN, una de las cadenas más críticas de la administración Trump y que es propiedad de Time Warner. Durante las negociaciones varios medios reportaron que el gobierno condicionó su respaldo a la fusión, si CNN era dejada fuera del acuerdo, pero tanto AT&T como Time Warner se habrían negado.

Estos reportes, nunca desmentidos por el gobierno, han inducido a la creencia por parte de muchas personas de que la administración no está realmente interesada en proteger a los consumidores como está alegando. Esto es más creíble al mirar como el mismo gobierno allanó el camino para que la empresa de tendencia conservadora y defensora de los intereses de Trump, Sinclair Broadcasting Group, adquiriera a Tribute Media.

Aunque no sea por la razón correcta, la oposición del DOJ a la fusión de AT&T y Time Warner, tiene sentido y podría arrojar beneficios a largo plazo para la población, ya que los clientes de canales propiedad de Time Warner (CNN, HBO, TNT entre muchos otros) o WarnerMedia como la renombró AT&T, podrían de salvarse de tener que pagar más por tener estos medios en sus programaciones. Además, si los ejecutivos de Time Warner persisten en mantener la empresa a la venta, quizás un nuevo comprador, que no esté relacionado con la industria de los medios y el entretenimiento, surja manteniendo la competitividad en el mercado de las televisoras.   

(0 Votos)
Leido 93 times