Ajit Pai, presidente de la FCC.
Ajit Pai, presidente de la FCC.

Paz a los restos de la neutralidad de la red

Featured
Noticias

Es oficial. La neutralidad de la red esta muerta. Las reglas que requerían que los proveedores de servicios de Internet ofrecieran acceso igualitario a todo el contenido web, fueron eliminadas por la Comisión Federal de Comunicaciones.

Las reglas, promulgadas por la administración del presidente Barack Obama en 2015, prohibían que los proveedores de Internet cobraran más por cierto contenido o dieran un trato preferencial a ciertos sitios web.

Después de que la comisión votara para derogar las reglas en diciembre, enfrentó una protesta pública, desafíos legales de los procuradores generales estatales y grupos de interés público, y un empuje de los legisladores demócratas para revocar la decisión. Los oponentes argumentaron que la derogación abriría la puerta para que los proveedores de servicios censuren el contenido en línea o cobren tarifas adicionales por un mejor servicio, algo que podría perjudicar a las pequeñas empresas, por lo que varios estados han tomado medidas para imponer las reglas a nivel local.

Aun así, la derogación fue una gran victoria para Ajit Pai, presidente de F.C.C., quien se ha opuesto durante mucho tiempo a las regulaciones, diciendo que impedían la innovación. Una vez dijo que estaban basados ​​en "daños hipotéticos y profecías histéricas de fatalidad".

En una columna de opinión publicada el lunes en CNET, el Sr. Pai argumentó que la derogación era buena para los consumidores porque restauró la autoridad de la Comisión Federal de Comercio sobre los proveedores de servicios de Internet.

Reglas que fueron derogadas

Las reglas originales establecían un plan regulador que abordaba un Internet que cambiaba rápidamente. Bajo esas regulaciones, el servicio de banda ancha se consideró como una utilidad bajo el Título II de la Ley de Comunicaciones, dando a la F.C.C. amplio poder sobre los proveedores de internet.

Prácticas prohibidas por las reglas

-Los proveedores de servicios de Internet no podían discriminar contra ningún contenido legal mediante el bloqueo de sitios web o aplicaciones.

-Los proveedores de servicios no podían ralentizar la transmisión de datos debido a la naturaleza del contenido, siempre que fuera legal.

-Los proveedores de servicios no podían crear un carril rápido de Internet para las compañías y los consumidores que pagaran primas, y un carril lento para los que no lo hicieron.

Las preocupaciones

Muchos defensores de los consumidores argumentan que ahora que  se eliminaron las reglas, los proveedores de banda ancha tienen la libertad de comenzar a vender Internet en paquetes, asi como se venden los paquetes de televisión por cable. Por ejemplo, estas compañías podrían cobrar a los clientes por acceso a sitios como Facebook, Tweeter o servicios como Netflix o Hulu, lo que actualmente se puede hacer sin restricciones.  Esto ocurriría debido a que desde este lunes 11 de junio, no hay ninguna regla que se los impida.

Otra gran preocupación es que los consumidores podrían sufrir ofertas de pago por uso. Sin reglas que prohíban la asignación de prioridades pagas, las grandes compañías de Internet y medios de comunicación, así como los hogares acomodados, podrían ocupar un carril rápido, mientras que todos los demás quedarían en el carril lento. Las personas que recuerdan el inicio del internet saben que en esos tiempos las empresas cobraban paquetes basados en las velocidades.  Mientras mayor fuera la velocidad del internet, mayor el precio que el cliente debía de pagar. Esto podría dejar a los más pobres con un internet muy lento, ya que las velocidades altas tendrían precios muy costosos.

Algunos propietarios de pequeños negocios también están preocupados de que los gigantes de la industria puedan pagar para obtener una ventaja y dejarlos en un campo de juego injusto.

Las nuevas empresas de comercio electrónico temían que pudieran terminar en el extremo perdedor de la priorización pagada, con sus sitios web y servicios cargándose más lentamente que los administrados por gigantes de Internet. Los trabajadores remotos de todo tipo, incluidos los trabajadores independientes y franquiciados en la llamada economía de conciertos, de manera similar podrían enfrentar mayores costos para hacer su trabajo desde casa.

Pero para los que aún no han entendido que es lo que Ajit Pai y la F.C.C. han hecho, es darle desde el 11 de junio a los proveedores de servicios de Internet el poder de bloquear sitios web, restringir los servicios y censurar el contenido en línea, lo que ha abierto el camino para que se discrimine a ciertos grupos y se beneficie a otros.

(0 Votos)
Leido 58 times