Investigación retrasa implementación de las eSIM

Featured
Marcos Tamárez

Todos los usuarios de telefonía inalámbrica tienen conocimiento de lo tedioso que resulta tratar con sus proveedores de servicios en especial cuando se trata de transferir su servicio de una compañía a otra. Me imagino que cada persona que en algún momento ha tratado de cambiar de compañía se ha visto con la problemática de que el teléfono que le costó un ojo de la cara no puede ser utilizado en otra empresa que no sea la misma que se desea abandonar.

Para explicarlo de una forma más clara. Supongamos que usted es cliente de Verizon y hace tres meses adquirió un teléfono celular de los denominados de alta gama, esos que son súper carísimos y por la razón que sea, quiere mudarse a T-Mobile o viceversa. En la actualidad eso es sumamente imposible. La razón que siempre se ha dado es que ambas compañías operan en diferentes redes, (Verizon – CDMA y T-Mobile –GSM), pero la verdad es que desde hacer un buen tiempo se ha trabajado para que los usuarios se puedan saltar esa excusa.

Quizás usted no ha oído hablar de las eSIM, pero si lo ha hecho sabe que son unas tarjetas SIM electrónicas universales que permitirá a los usuarios de telefonía móvil cambiar de su proveedor en cualquier momento y sin muchos bla bla bla.

Estas tarjetas, que representan el final del uso de las SIM, las que le dan el control a las compañías sobre sus teléfonos,  estarán incluidas en los aparatos celulares, los cuales a su vez no tendrán más las ranuras para la colocación de las SIM que conocemos hoy en día.

Para lograr la integración de las eSIM, desde hace varios años hay un grupo denominado GSMA que trabaja conjuntamente con los fabricantes de teléfonos y los proveedores de servicios para establecer los estándares, ya que para poner en marcha esta nueva tecnología debe de existir un consenso entre estas compañías.

En el 2016 cuando la eSIM fue presentada oficialmente, los fabricantes de aparatos celulares como Samsung y Apple, y las proveedoras de telefonía - a regaña dientes - ya estaban de acuerdo en implementar esta tecnología, que por ciento ya está disponible, pero que en la actualidad es inútil debido a que aunque existe un consenso, las empresas involucradas no se ponen de acuerdo en cómo se debe utilizar.

Para el momento de la presentación de las eSIM se pronosticaba que para estas fechas las mismas estarían en funcionamiento, pero esto no ha sucedido aun, debido a las diferencias entre las empresas celulares y los fabricantes. Sin embargo, como si eso no fuera suficiente, ahora los consumidores deberán de esperar más tiempo para tener la libertad que las eSIM les proporcionaran, ya que según reportan varios medios estadounidenses el despliegue de estas tarjetas también llamadas universales se tardaría aún más tiempo a razón de una investigación sobre si dos de los proveedores de servicios inalámbricos se pusieron de acuerdo para dificultar que los clientes cambien de compañía, tal y como esta tecnología lo promete.

La GSMA, dijo el sábado que la última versión de los estándares eSIM está "en espera hasta la finalización" de una investigación del Departamento de Justicia de los EE. UU (DOJ).

El New York Times informó el viernes que el DOJ está estudiando si los dos proveedores más grandes del país, AT&T y Verizon, confabularon con GSMA para que los nuevos estándares propuestos dieran a las compañías la capacidad de bloquear clientes en un proveedor inalámbrico, incluso si sus dispositivos tienen la eSIM. Eso podría violar la ley antimonopolio de EE. UU ya que dejaría a las empresas con las mismas ventajas, casi extorsionadoras con las que actualmente cuentan.

CNNMoney reportó el sábado que el Departamento de Justicia envió cartas a Sprint, AT&T, T-Mobile, Verizon y a GSMA a principios de este año en relación a la posible confabulación. Sin embargo CNNMoney aclara que esto no significa que los cuatro proveedores de servicios sean objetivos de las indagaciones.

La investigación del DOJ, no obstante solo resulta en beneficios precisamente para los operadores de servicio, porque el retraso les mantiene a ellos con el control de sus clientes. Los proveedores no están muy contento con el concepto de las eSIM porque las mismas les da a los clientes la posibilidad de abandonar sus redes en el momento que lo deseen, algo que resulta en desagrado para las empresas de que tarde o temprano encontraran alguna forma alternativa para mantener amarrado a sus clientes.

Última Modificación: Lunes, 23 Abril 2018 00:04
(0 Votos)
Leido 65 times