Inmunidad policial: Nadie pagará por asesinato de hombre en Rochester

Publicado en Opinión

El nombre de Daniel Prude, quizás no les sea familiar, pero les cuento un poco sobre él. Prude era hombre de Chicago, padre de cinco niños que viajó a Rochester, Nueva York para visitar a su hermano el año pasado, lamentablemente terminó con una bolsa en su cabeza solo minutos antes de que dejara de respirar. ¿Como llegó esa bolsa a su cabeza? Bueno, fue puesta por la policía.

En imágenes que se divulgaron en septiembre pasado, se puede ver a Prude desnudo en la calle rodeado por oficiales de policías. Ellos habían sido llamados por el hermano de Prude quien estaba preocupado por la salud mental del hoy occiso.

En el video obtenido por la familia de Prude, se puede ver a los policías pedirle a éste que coloque las manos en la espalda para poder esposarlo a lo que Prude obedece sin contratiempo. Poco después le colocan en la cabeza una bolsa para escupir y menos de diez minutos después, él deja de respirar.

Prude fue llevado al hospital donde una semana después le fue retirado el soporte vital. Una autopsia encontró que el hombre de 41 años murió por asfixia luego de las sujeciones utilizadas por la policía y de un delirio excitado, un síndrome complejo que puede desencadenarse por el uso de drogas recreativas.

Este caso llamó la atención nacional y generó protesta demandando justicia. En ese momento el hermano de Prude, Joe Prude dijo que llamó a la policía por ayuda y estos terminaron matando a su hermano. Y no hay que ser un criminalista para entender que, si de esa situación se saca la bolsa, los hijos de Daniel Prude hoy no serían huérfanos.

Si el hecho es preocupante, más preocupante es que el caso pasa a la lista de impunidad, ya que todos los oficiales involucrados en la muerte, no enfrentaran cargos. Ellos – unos siete – fueron exonerados por un gran jurado del estado de Nueva York.

Ósea, otra vez oficiales de policía matan a alguien y salen sin responsabilidad alguna. En este caso en particular el señor Prude no debió de haber muerto, porque él no era una amenaza para nadie. La policía fue llamada para ayudar con una situación y ellos no solo la empeoraron, sino que también le quitaron la vida a una persona y dejaron a cinco niños huérfanos. 

Este tipo de situación se hace cada vez más común en este país, cada vez es más frecuente ver en las noticias y en las redes sociales videos de policías que son llamados para ayudar en alguna situación y ellos terminan empeorando las cosas. Pues quizás para los oficiales eso no resulte ser la gran cosa, ya que en casi el 100 de los casos suelen no enfrentar consecuencias. Esto gracias a la impunidad de que los policías disfrutan.

En Estados Unidos la inmunidad policial es algo común. Cada año, cientos de ciudadanos mueren en mano de agentes policiales, pero son muy, muy pocos los que enfrentan cargos y el hecho de que sean llevado a la justicia, tampoco garantiza que serán hallados culpables.

Según la agencia de noticias francesa, en los últimos 15 años en Estados Unidos solo 110 policías han sido acusado de homicidio por matar a alguien, pero apenas cinco han sido declarados culpables. Esto es muestra clara del nivel de impunidad con que cuentan los policías este país, y el caso de Prude, solo es otra muestra más de eso.

Es más que claro que el trabajo de la policía no es fácil, que es muy peligroso. Eso no se puede negar, pero cada persona que decide enlistarse en un cuerpo policial debe de tener claro lo peligroso que es ese trabajo y al mismo tiempo de tener presente de que su función es la de proteger a la ciudadanía. Sin embargo, en Estados Unidos ese no es el resultado que se está viendo, ya que los departamentos policiales del país están entrenando a sus oficiales, no para proteger a la población sino a protegerse ellos mismos, es por eso que cada vez son más las personas que son asesinadas por policías.

Para poner esto en una mejor perspectiva, en el 2019, en Francia, la policía mató a 20 personas según la agencia de noticias francesa, mientras que, en España, según el ElDiario.es, no se registró muertes a mano de sus oficiales, pero en Estados Unidos, la policía le disparó y asesinó a 1,098 ciudadanos.

Estos números ponen en evidencia lo desviado que los policías de Estados Unidos están de su misión principal que es brindar protección a sus ciudadanos. además, dejan claro de que se hace necesaria una revisión y un cambio de política dentro de los distintos departamentos policiales de este país. Porque si esto no ocurre, seguiremos viendo más casos como el de Prude o George Floyd.

Aquí está el video extraído de la página del Washington Post

Lea Más...

Policías esposan y rocían gas pimienta a niña de 9 años

Publicado en Noticias

El año pasado la policía de Rochester en Nueva York hizo titulares nacionales, luego de que fueran llamados para ayudar con un hombre, que tenía problemas mentales y terminaron matándolo, al colocarle una capucha en la cabeza, lo que le impidió respirar. La víctima era Daniel Prude.

Ahora, el mismo departamento, vuelve a hacer titulares nacionales por esposar y rociar con gas pimienta a una niña de apenas 9 añitos de edad.

Los reportes noticiosos indican que el triste y perturbador incidente ocurrió cuando los agentes fueron llamados para atender un reporte de “problemas familiares”

Dos videos de cámaras corporales del incidente ocurrido viernes 29 de enero fueron publicados por el departamento de policía el domingo 31 en los mismos se ve a dos oficiales sometiendo a una niña, esposándola e intentando meterla en la parte trasera de un vehículo policial mientras ella llora y repetidamente llama a su padre.

Después de que la niña no sigue las órdenes de entrar los pies en el automóvil, se ve a los oficiales rociándola con pimienta.

La niña fue transportada al Hospital General de Rochester, donde luego fue liberada, según el subjefe de policía de Rochester, Andre Anderson.

Los agentes involucrados fueron suspendidos el lunes, según un comunicado de prensa de los funcionarios de la ciudad.

En una conferencia de prensa el domingo, la jefa de policía interina de Rochester, Cynthia Herriott-Sullivan, dijo que el trato de la policía a la niña no era aceptable, sin embargo, el Sindicado de Policía defendió a los agentes y justificó su accionar.

De su lado, la alcaldesa de la ciudad, Lavely Warren, quien el pasado año despidió al entonces jefe de policía, tras la muerte de Daniel Prude, criticó el comportamiento de los dos oficiales involucrado en el incidente de la niña de 9 años, la cual dijo, le recordaba a su propia hija, que es solo un año mayor.

"Tengo una hija de 10 años. Ella es una niña, es un bebé. Y puedo decirles que este video, como madre, no es algo que usted quiera ver. No lo es", dijo Warren. "Tenemos que entender la compasión, la empatía. Cuando tienes un hijo que está sufriendo de esta manera y llama a su papá, veo el rostro de mi bebé en su rostro".

El incidente que está aún bajo investigación y que las autoridades estatales dijeron que también indagaran desató protestas en la ciudad de Rochester.

Lea Más...

Cuatro policías despedidos tras forzar muerte de hombre negro

Publicado en Noticias

Cuatro policías de Minneapolis fueron despedidos el martes por la muerte de un hombre negro desarmado visto en un video acostado boca abajo en la calle, sin aliento y gimiendo, "No puedo respirar", mientras que un oficial blanco estaba arrodillado en su cuello.

Horas después de que se anunciaron los despidos de los oficiales a través de Twitter, miles de manifestantes llenaron las calles alrededor de la escena del mortal incidente del lunes por la noche en un bullicioso pero pacífico mitin, que luego se tornó violento cuando la policía con equipo antidisturbios disparó gases lacrimógenos y rondas de bolsas de frijoles no letales contra la multitud mientras los manifestantes arrojaban botellas de agua y otros proyectiles, según reportó el Minneapolis Star-Tribune.

El martes comenzó cuando la jefa de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, dijo a los periodistas que la Oficina Federal de Investigaciones había abierto una investigación a petición suya sobre el arresto mortal captado en video la noche anterior.

El alcalde Jacob Frey dijo en la misma sesión informativa que, independientemente del resultado de la investigación, estaba claro que la muerte del hombre bajo custodia, más tarde identificado como George Floyd, no estaba justificada, y que la raza era un factor.

"Ser negro en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte", expresó el alcalde. “Durante cinco minutos vimos como un oficial de policía blanco presionó su rodilla en el cuello de un hombre negro. Por cinco minutos. Cuando escuchas a alguien pidiendo ayuda, se supone que debes ayudar”.

El alcalde más tarde anunció en Twitter el despido de los cuatro oficiales envueltos en el incidente, diciendo: "Esta es la decisión correcta". "NO PUEDO RESPIRAR", en alusión las últimas palabras de Floyd

Los oficiales involucrados en el encuentro del lunes respondieron a un informe de una falsificación en progreso, y encontraron a un hombre que se ajustaba a la descripción del sospechoso, Floyd, de unos 40 años, en un automóvil, según una cuenta del departamento de policía.

Después de que Floyd salió del auto, dijo el departamento, hubo un altercado físico entre los oficiales y Floyd, quien fue esposado y parecía estar en problemas médicos, según la policía.

Las imágenes de teléfonos celulares tomadas por un espectador no muestran lo que precipitó la confrontación. Inician con Floyd acostado al lado de la rueda trasera de un vehículo, con un oficial blanco que lo sujeta a la calle presionando una rodilla en el cuello de Floyd.

Se puede escuchar a Floyd gemir y jadear repetidamente mientras suplica: "Por favor, no puedo respirar, por favor, hombre", mientras los transeúntes se reúnen, cada vez más agitados y gritando a la policía que lo dejen en paz. Después de varios minutos, Floyd gradualmente se calla y deja de moverse.

El Star Tribune de Minneapolis informó que Floyd, trabajaba como seguridad en el restaurante Conga Latin Bistro, y fue descrito como un "gigante gentil". En Facebook, el restaurante publicó fotos de Floyd, incluido uno de él sonriendo a la cámara con una camiseta de "seguridad". La leyenda dice: "Siempre te recordaremos".

En tanto que el oficial que lo sostuvo en el suelo a Floyd fue identificado como Derek Chauvin quien según el USA Today fue uno de los seis oficiales que dispararon sus armas en la muerte de Wayne Reyes en 2006, quien, según la policía, apuntó con una escopeta recortada a los oficiales después de apuñalar a dos personas. Chauvin también disparó e hirió a un hombre en 2008 en una lucha después de que Chauvin y su compañero respondieran a un asalto doméstico denunciado.

Lea Más...
Subscribe to this RSS feed