Donald Trump y los verdaderos enemigos de Estados Unidos

Destacada
Opinión

No ha sido una sorpresa el que Donald Trump haya sido absuelto de su participación en el ataque del pasado 6 de enero al Capitolio de los Estados Unidos. Todos lo sabíamos, sabíamos que los senadores republicanos no tenían los pantalones para responsabilizar a Trump de sus actos.

Sin embargo, ellos, los republicanos demostraron que más que un partido, se están convirtiendo en un grupo extremista, con una militancia que más que seguidores actúan como terroristas. Claro, no son todos los republicanos, pero sí, un gran numero de ellos y esa conducta es la que tiene aterrorizado a muchos senadores, que apoyan Trump por miedo a sentir represalia de la basa de su propio partido.

Recordemos, como los senadores Lindsey Graham y Mitt Rodmey fueron enfrentados por trumpistas molestos tras los ataques de enero o recordemos como esos mismos trumpistas marchaban hacia el Congreso al ritmo de “ahorquemos a (el ex vicepresidente Mike) Pence”. Es difícil imaginarse un escenario más aterrorizante que ese en un país democrático.

El Partido Republicano parece estar más interesado en sus propios intereses que en los intereses de los Estados Unidos y actualmente resulta difícil no ver a este partido como un real y verdadero enemigo del país.

La absolución fue un triunfo para Trump y los republicanos, pero es una gran derrota para la democracia y para los Estados Unidos, porque las evidencias en contra de Trump están ahí y son claras, pero el que los republicanos las ignoraran es prueba inequívoca de que a esos senadores les importa un carajo el futuro de este país.

Ellos, los republicanos, han marcado un escalofriante precedente, donde en un futuro cualquier persona en un puesto de poder puede hacer lo que les de la gana sin enfrentar consecuente. Los republicanos tuvieron la oportunidad de mostrar al pueblo estadounidense de que ellos están de su lado, pero no lo hicieron, eligieron pararse al lado de lo mal hecho y respaldar uno de los actos más viles que la democracia estadounidense ha vivido.

Cada vez que un hecho atroz ocurre en los Estados Unidos, salen personas en los medios diciendo “ese no es el país que somos” y con el ataque del 6 de diciembre muchas personas repitieron lo mismo, pero quizás ya sea tiempo de comenzar a pensar que sí, de que realmente ese es el país que somos. Que somos un país con personas llenas de odio, que apoyamos las cosas malas y que disfruta dañar, no solo a otros, sino también a este país que dicen amar.

Solo una persona que no ame la democracia estadounidense puede no condenar lo hecho por Donald Trump, solo un enemigo de este país, puede respaldar lo sucedido el 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos. De hecho, 43 senadores republicanos están en ese grupo. Ellos, son junto con Trump los verdaderos enemigos de los Estados Unidos.

(0 votos)
Leído 108 veces