Mark Cuban hace mal al prohibir el himno en los juegos de los Mavs

Opinión

En los últimos años me he distanciado mucho del baloncesto de la NBA, ya que desde que vivo en los Estados Unidos, he perdido interés en todo lo relacionado al deporte, en parte por la falta de tiempo y en parte porque en la zona donde resido la NBA y la MLB no cuentan con muchos seguidores.

Antes de que mi interés por la NBA y otros deportes comenzara a mermar, me sentía seguidor de los Dallas Mavericks, siempre miraba sus partidos y me encantaba ver a Dirk Nowitzki jugar. Pero una de las cosas que más me atrajo la atención del equipo de Dallas fue su propietario, Mark Cuban, quien más que el dueño del equipo, tenia una conducta más propia de un fanático, y la pasión con la que defendía a su franquicia me encantaba.

Seguí a los Mavericks desde que eran un equipo perdedor, hasta que, en el 2011, con Nowitzki a la cabeza ganaron el titulo de la NBA ante Lebron James y el Heat de Miami. Desde ese entonces, me he desconectado por completo de la NBA y solo pongo algo de interés en la post temporada.

En esta ocasión estoy hablando de esto, debido a que este miércoles, los medios estadounidenses se están haciendo eco de una información que viene del seno de los Mavs o, mejor dicho, viene directamente de Cuban, quien unilateralmente ha tomado la decisión de no sonar el himno nacional estadounidenses en los previos de los partidos que su equipo juega como local.

De acuerdo con The Athletic, Mark Cuban, confirmó que él tomó la decisión de no sonar el himno, aunque rechazó las solicitudes para discutir qué motivó la decisión.

ESPN de su lado, reporta que Cuban consultó con el comisionado de la NBA Adam Silver antes de tomar la decisión, la cual nunca se anunció públicamente. La cadena deportiva indica que, “el himno no se ha escuchado antes de ninguno de los 13 partidos que los Mavericks han jugado esta temporada”.

El momento del himno en los partidos se ha convertido en la plataforma de protesta de muchos deportistas – especialmente negros – que tratan de hacer oír su voz en contra del racismo y la brutalidad policial.

Cuban, ha manifestado su respaldo a dichas protestas en el pasado, pero su decisión ha dejado a los jugadores de su equipo sin la oportunidad de protestar. No sabemos, que motivó a Cuban a suspender la interpretación del himno y como dice The Athletic, él se ha negado a develar la razón, pero sea cual sea el motivo, su decisión es incorrecta y aunque diga que respalda el que sus jugadores se arrodillen, o no se pongan de pie mientras suenan las letras del himno, el prohibir que se suenen las letras de la canción “The Star-Spangled Banner”, va en contra de sus propios jugadores y ponen entre dicho su respaldo a los jugadores negros de la liga.

(0 votos)
Leído 78 veces