Noticias

Noticias (52)

Este miércoles Facebook sufrió una de las peores fallas técnicas en su historia, dejando a los usuarios y anunciantes sin acceso al sitio durante gran parte del día. Pero ese parece ser un problemita mínimo para la red social, ya que, de acuerdo con el New York Times, Facebook está bajo una investigación criminal llevada a cabo por fiscales federales, lo que si puede representar un gran problema para la empresa de Mark Zuckerberg.

El rotativo indica que la investigación se debe a acuerdos de intercambio de datos entre Facebook y fabricantes de dispositivos de computación móviles como teléfonos inteligentes y tabletas.

Según los términos de esos acuerdos, detalla el Times, Facebook permitió a los fabricantes de dispositivos, incluidos Apple, Amazon y Microsoft, acceder a los datos personales de usuarios, incluidas sus listas de amigos, información de contacto y, a veces, incluso mensajes privados, y no siempre con el consentimiento del usuario.

Según el informe del New York Times, un gran jurado en Nueva York ya ha citado información sobre este tipo de acuerdos de al menos dos fabricantes de teléfonos inteligentes y otros dispositivos involucrados.

La noticia de la investigación criminal es la última de una serie de controversias en torno al gigante de las redes sociales de 2,000 millones de miembros. Facebook ha estado luchando para rehabilitar su imagen pública en medio de revelaciones de que permitió a Cambridge Analytica acceder de manera incorrecta a los datos personales de muchos de sus usuarios y la creciente evidencia de cómo su red social se ha utilizado para difundir información errónea durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Facebook ya enfrenta la posibilidad de multas de miles de millones de dólares para resolver las investigaciones de privacidad de la Comisión Federal de Comercio y otras agencias. Pero una investigación criminal elevaría significativamente las apuestas.

El informe del Times, que cita fuentes anónimas, dice que no esta claro en qué se centra exactamente la investigación del gran jurado supervisada por los fiscales federales ni cuándo comenzó.

Uno de los grandes privilegios que durante décadas han tenido los estadounidenses es el poder volar a casi cualquier parte del mundo sin necesidad de tener una visa. Esto, sin embargo, va a cambiar muy pronto, al menos para los estadounidenses que deseen visitar Europa.

A partir del primero de enero del 2021, viajar a 22 países de Europa será algo más complicado para los nativos del país del Tío Sam, quieres deberán solicitar una visa llamada ETIAS o Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes, para poder viajar al viejo continente.

La Comisión Europea dice que las nuevas visas se aplicarán como un esfuerzo por mejorar la seguridad internacional.

La Visa ETIAS para Estados Unidos se aplicará solo a 22 países en la zona Schengen que incluye Francia, Alemania e Italia. Si está de visita en el Reino Unido, no se necesitará solicitar esta visa.

En este momento, los estadounidenses que viajan a Europa por menos de 90 días no necesitan ningún tipo de visa.

La visa tendrá una validez de tres años y los estadounidenses no tendrán que solicitarla cada vez que quieran viajar, ya que será válida para múltiples entradas.

La Visa de Europa para los estadounidenses requiere que los ciudadanos estadounidenses tengan un pasaporte válido, una tarjeta de crédito o débito y una dirección de correo electrónico para poder solicitarla. Los costos son aún desconocidos. De acuerdo con el sitio web de Visa ETIAS, "Los solicitantes deberán completar un formulario en línea con sus datos de contacto e información de pasaporte, así como responder algunas preguntas de seguridad básicas". Si se rechaza su solicitud, los viajeros podrán para impugnar la decisión.

En mayo de 2017, la Comisión Europea decidió no restablecer las visas para los estadounidenses, pero declaró que la decisión estaba supeditada a la posibilidad de que los europeos viajaran sin visas. En ese momento, el entonces secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, dijo que los EE. UU. tenían que reexaminar su acuerdo de exención de visa con Europa, citando posibles riesgos de terrorismo.

El actual acuerdo de exención de visa permite a los ciudadanos de 38 países ingresar a los EE. UU. hasta 90 días sin una visa. Los cambios al programa se aprobaron a finales de 2017.

Hay varias razones por las que no me gustan las fusiones de empresas. Una de esas razones es que cuando una compañía adquiere a otra deja a muchas personas sin empleos y eso es precisamente lo que se ha estado informando esta semana que ocurrirá con la compra de Time Warner por parte de AT&T.

El martes, un reporte de Motherboard y de varios otros medios estadounidenses indicaba que AT&T tiene planes de realizar un despido muy significativo de empleados. Los despidos se realizaran en varios estados incluyendo Nueva York, Nueva Jersey y California.

Para hacerse con Time Warner AT&T pagó 85 mil millones de dólares, lo que según varios informes dejó a la telefónica con una deuda que supera los $ 170 mil millones, razón por la cual AT&T está buscando reducir sus gastos a través de despidos y la venta de algunos activos.

Recientemente reportamos que AT&T está en conversaciones con Disney para vender su participación del 10% en Hulu por un valor superior a los $ 900 millones, dinero que espera poder abonar a su deuda. Es obvio que la empresa está tratando de reorganizarse y a la vez reducir gastos, pero este proceso vendrá a expensas de los empleados y nada quita que también los consumidores terminen pagando por el alto endeudamiento de AT&T.

Hasta la fecha se desconoce cuando estos despidos se pondrán en marcha y el número total de personas que perderán el sustento de sus familias, pero los mismos parecen ser inevitables ya que AT&T está arropada de deudas y además tiene planes de invertir grandes de sumas de dinero en la creación de contenido para su recién adquirida cadena HBO y en su próximo servicio de video WarnerMedia.

Una de las primeras estocadas que la administración Trump y los republicanos le encestaron al pueblo estadounidense fue la eliminación de la neutralidad de la red, con la finalidad de beneficiar a las empresas proveedoras de internet. Muchas fueron las quejas, las protestas y la oposición a dicha medida, pero esto no detuvo a la FCC, controlada por los republicanos en su clara intención de despojar al pueblo del derecho de un internet igualitario. Pero, los demócratas no se quedaron conforme con esa medida y han esperado a retomar el control de la Cámara de Representantes para lanzarse en busca de la restitución de las reglas establecidas en la era Obama.

En ese sentido, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otros demócratas presentaron el miércoles la Ley de Salvación de Internet, que apunta a restaurar las reglas de un internet abierto que fueron derogadas en 2017.

Las reglas de la era de Obama, que duraron desde 2015 hasta 2018, prohibieron a los proveedores de banda ancha desacelerar o bloquear el acceso a Internet o cobrar tarifas más altas a las empresas por un acceso más rápido. Los demócratas en el Congreso han dicho que la derogación permite a las grandes compañías de banda ancha, e inalámbricas "controlar las actividades en línea de las personas".

"El 86 por ciento de los estadounidenses se opuso al ataque de Trump a la neutralidad de la red, incluido el 82 por ciento de los republicanos", dijo Pelosi durante una conferencia de prensa el miércoles. "Con 'Save the Internet Act (Ley de Salvación de Internet) ', los demócratas están honrando la voluntad de la gente".

En diciembre de 2017, la FCC liderada por los republicanos votó a favor de revocar las reglas de neutralidad de la red de la era de Obama, que finalizaron oficialmente en junio de 2018. En agosto, los fiscales generales de 22 estados, así como grupos activistas y empresas, incluida Mozilla, presentaron una demanda alegando que la FCC revirtió arbitrariamente las reglas de neutralidad de la red y sobrepasó su autoridad para prohibir que los estados pasen sus propias regulaciones.

En octubre, California llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia para no hacer cumplir su propia ley de neutralidad de la red, diciendo que se mantendría hasta que las preguntas sobre la autoridad de la FCC para evitar que los estados adoptaran sus propias leyes de neutralidad de la red fueran contestadas en el tribunal federal de apelaciones.

Los gigantes tecnológicos, como Amazon y Facebook, también se han pronunciado en contra de la derogación de la neutralidad de la red.

Disney está cerca de ser dueño de una participación mayoritaria en la plataforma de streaming Hulu, y ahora se dice que la compañía está buscando expandir eso al adquirir la participación del 10 por ciento de AT&T en el servicio de transmisión.

Según un informe de Variety, Disney está en conversaciones activas con AT&T para comprar su participación en Hulu. La venta supuestamente proporcionaría a AT&T cerca de mil millones de dólares y daría a Disney hasta un 70% de propiedad en Hulu. Disney ya posee el 30 por ciento de Hulu, y está en proceso de adquirir 21st Century Fox, que posee otro 30 por ciento.

Los ejecutivos de AT&T hablaron sobre una venta en el pasado, y en una conferencia celebrada en noviembre pasado anunciaron que la compañía estaba interesada en vender su participación minoritaria. WarnerMedia, que ahora es propiedad de AT&T, se está preparando para lanzar su propio servicio de transmisión independiente, el cual competería con Hulu y otras plataformas, incluidas Disney Plus que será lanzada a finales de este año.

de acuerdo con The Verge, AT&T está buscando centrarse en su venidero servicio de transmisión WarnerMedia, pero Disney tiene en mente dos servicios: Hulu y Disney +. Este último llevará a la venta películas y programas de TV exclusivos de Disney, pero se lanzará en Estados Unidos, por lo que obtener una participación mayoritaria en Hulu puede ayudar a la compañía a tomar el servicio de transmisión internacionalmente y atender a un público más adulto.

Comcast, la otra compañía con una participación del 30 por ciento en Hulu, no es probable que venda su parte de la compañía en el corto plazo. Steve Burke, CEO de NBC Universal, propietaria de Comcast, dijo recientemente a los inversionistas que la compañía no está interesada en vender su participación del 30 por ciento en el servicio de transmisión a corto plazo.

Llegó marzo, ¡sip!, es el tercer mes del 2019…el tiempo se nos esta yendo de las manos y no nos estamos dando  cuenta…Bueno el asunto aquí es que el segundo domingo de este mes, los estadounidenses de todo el país deben de cambiar las horas para dar paso al horario de verano o Daylight Saving Time como se le llama en inglés. Este cambio de horario hace que las personas se despierten un poco más aturdidos y mucho más molestos que de costumbre, sabiendo que perdieron una hora de sueño. (Este año, ese temido día cae el 10 de marzo). Pero sabias que hay unos pocos agraciados que ese día es solo un domingo regular, esto porque no todos los estados siguen el horario de verano.

Los Estados Unidos adoptaron oficialmente el horario de verano como parte de la Ley de tiempo uniforme de 1966. Antes de eso, los estados podían crear sus propias versiones de la práctica. De hecho, una vez Iowa tuvo 23 pares diferentes de fechas de inicio y finalización en todo el estado. Esta ley trajo un orden muy necesario a los relojes del país, pero no requería que todos los estados la cumplieran. Y así, dos estados finalmente optaron por no participar: Hawai y Arizona.

Hawaii abandonó la ley en 1967 porque, bueno, simplemente no tenía sentido. Uno de los beneficios del horario de verano es que hay más luz diurna por la noche. Pero en Hawai, el sol sale y se pone casi a la misma hora todos los días, así que la medida es totalmente absurda.

Arizona siguió su ejemplo en 1968 porque también recibe gran cantidad de luz durante todo el año. No adelantar los relojes también garantiza que haya temperaturas más bajas durante las horas de levantarse y de acostarse.

Algunos territorios de los Estados Unidos también se abstienen de seguir el horario de verano, como Puerto Rico y las islas Marina del Norte; las Islas Vírgenes de los Estados Unidos; Samoa Americana; y Guam.

Algunos estados han redactado proyectos de ley para cumplir con el horario de verano durante todo el año o terminar con la práctica, pero por el momento, el resto del país aún tiene que cambiar sus relojes dos veces al año.

La Cámara liderada por los demócratas aprobó el martes por una votación de 245-182 una resolución que pondría fin a la declaración de emergencia nacional de Donald Trump en la frontera de México y Estados Unidos, una declaración que hizo para permitirse acceder a fondos para construir un muro sin el consentimiento del Congreso.

13 republicanos se unieron a los demócratas para oponerse a Trump, lo que indica que, en última instancia, el Congreso no tendrá el margen necesario para evitar el veto de parte de Trump.

La resolución ahora se dirige al Senado. Es una medida privilegiada, lo que significa que no está sujeta a un filibuster, solo necesita una mayoría y se requiere que llegue a la sala para una votación dentro de semanas. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, R-Ky., Dijo a los periodistas que espera que el Senado lo vote antes del 18 de marzo.

Hasta ahora, solo tres republicanos del Senado, Susan Collins de Maine, Lisa Murkowski de Alaska y Thom Tillis de Carolina del Norte dicen que votarán con los demócratas en oposición a las acciones de Trump.

El Senado liderado por los republicanos está dividido 53-47, lo que significa que los demócratas necesitan un voto más además de Collins, Murkowski y Tillis para que la medida sea aprobada. McConnell se negó a obstaculizar la votación, pero otros miembros de la dirección del Senado, incluido el senador John Barrasso, republicano por Wyo., Dijeron que esperan que sea aprobado por el Senado.

La Casa Blanca afirma que Trump tiene la autoridad legal para declarar una emergencia nacional y para redirigir los fondos federales existentes para hacer frente a esa emergencia. El Congreso aprobó $ 1.375 mil millones para nuevas barreras físicas a lo largo de la frontera en un proyecto de ley de gastos aprobado a principios de este mes, pero fue menos de lo que solicitó la Casa Blanca. Poco después, Trump declaró una emergencia nacional para redirigir más de $ 6 mil millones para construir una barrera adicional.

Se espera que, si la resolución pasa del congreso, se convierta en el primer veto de Trump, pero esta no sería la batalla final sobre el asunto, ya que Trump también tendrá que lidiar con una coalición de 16 estados que ha presentado una demanda contra para tratar de bloquear la declaración de emergencia.  Igualmente, la vocera de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, DN.Y., también dijeron que impugnarán la declaración de emergencia nacional ante los tribunales, estableciendo una posible prueba constitucional sobre el equilibrio de poder entre el legislativo y el ejecutivo.

La empresa de telefonía inalámbrica AT&T se salió con la suya. El martes un panel de tres jueces en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos en el Distrito de Columbia aprobó unánimemente para que AT&T comprara la compañía de medios Time Warner.

La decisión es una fuerte derrota para el Departamento de Justicia que durante meses estuvo buscando evitar dicha compra. El DOJ argumentó que la fusión de $ 85.4 billones significaría precios mas altos para los consumidores.

Ahora AT&T, la segunda compañía de telefonía inalámbrica más grande de los Estados Unidos, tiene el camino libre para integrar a su negocio a WarnerMedia y su nueva unidad de publicidad llamada Xandr.

El Departamento de Justicia le pidió a la corte que declarara ilegal el acuerdo, argumentando que AT&T, que es propietaria de DirecTV, usaría la propiedad del contenido de Time Warner, como CNN y "Game of Thrones" de HBO, para hacer que los rivales de televisión paguen más, lo que se traduciría en aumento de precios para los consumidores.

El acuerdo había sido objeto de críticas por parte de Donald Trump, un detractor frecuente de CNN de Time Warner. También marcó un caso raro en que el gobierno de los EE. UU. procurara detener una fusión de un distribuidor y un proveedor.

La fusión, que se anunció en octubre de 2016, se cerró poco después de que el juez Richard Leon dictaminara que el acuerdo era legal conforme a la ley antimonopolio.

Otra empresa minorista se está uniendo a la lista de la bancarrota. En esta ocasión se trata de Payless, la tienda especialidad en venta de calzados a bajo precio.

CNBC había informado que la cadena se estaba preparando para una quiebra potencialmente inminente. Con la esperanza de mantener algunas tiendas abiertas, había estado buscando un comprador para obtener franjas de sus bienes raíces nacionales. En última instancia, sin embargo, no se lograrán acuerdos, por lo que Payless ShoeSource ha presentado una solicitud de protección por bancarrota mientras el minorista de calzado se prepara para cerrar sus 2.500 tiendas en los EE. UU.

El minorista, fundado en 1956 en Topeka, Kansas, inició las ventas de liquidación para sus tiendas en los Estados Unidos el 17 de febrero y espera que muchas de sus tiendas permanezcan abiertas hasta finales de marzo y la mayoría hasta mayo. También está reduciendo sus operaciones de comercio electrónico. La liquidación no afectará sus tiendas franquiciadas o latinoamericanas.

Tal como se había anticipado, Donald Trump confirmó el pasado viernes que declarará una emergencia nacional para cumplir con su promesa de construir un muro a lo largo de la frontera con México.

Durante un discurso desde el Rose Garden de la Casa Blanca, Trump dijo que usará los poderes ejecutivos para eludir al Congreso, y conseguir los fondos necesarios para levantar el muro, una de sus mayores promesas de campaña.

Los recursos de los que Trump habla, no vendrán de México como tantas veces repitió, sino que provendrían de los bolsillos de los estadounidenses.

Trump anunció que gastará aproximadamente $ 8 mil millones en barreras fronterizas, combinando alrededor de $ 1.4 mil millones aprobados la semana pasada por el Congreso para evitar otro cierre del Gobierno, con los fondos que planea reutilizar a través de acciones ejecutivas, incluida la emergencia nacional, además de fondos destinados a la construcción militar y los esfuerzos de lucha contra las drogas.

Trump, como responsable del Gobierno tiene la facultad legal de declarar una emergencia nacional para conseguir recursos para costear cualquier necesidad que sea considerada prioritaria o de emergencia. Sin embargo, en este caso, la construcción del muro no comenzará a suceder inmediatamente.

Debido a que el muro tiene un gran rechazo en el Congreso y la sociedad, el próximo reto de Trump será vencer los obstáculos legales que surgirán en los próximos días para bloquear su plan.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, DN.Y., dijeron en un comunicado conjunto, que tal declaración es "un acto sin ley, y un grave abuso de poder. También algunos procuradores generales ha expresado que podrían iniciar acciones legales para bloquear a Trump.

De Trump salirse con la suya, y lograr desviar los recursos de emergencia y sobre todo, los fondos destinados para la lucha contra las drogas para construir el muro, estaría atando de manos a todos los organismos que cada día se dedican enfrentar la creciente amenaza que representan las drogas para el pueblo estadounidense. Así es que con su plan, Trump está desvistiendo a un santo para vestir a otro, tal y como se dice popularmente.

Siempre se ha dicho que con la construcción del muro, Trump busca complacer a su base de electores, pero la pregunta que casi nadie contesta es ¿Quién o quiénes serían los grandes y reales beneficiados de la construcción del muro? Acaso, ¿no serían las empresas que sean asignadas para llevar a cabo dicho proyecto? Por lo que no deberíamos descartar que la presión real para el muro, la esté poniendo el sector de la construcción.

Recuerden que en Estados Unidos, todo se basa en dinero y si no lo creen, solo piensen recuerden cuando el pasado año el gobierno puso a miles de niños en jaulas, eso representó un gran negocio para las empresas que rentaron las camas y proveyeron los suministros necesarios para la inhumana estadía de los menores en esos centros improvisados.

Página 3 de 4