Por más interesante y entretenida que parezca una teoría conspirativa, nunca me las he tomado muy en serio. Aunque estas suenen excesivamente lógicas, las mismas carecen de fundamentos probatorio y casi siempre resultan ser solo la opinión o el pensamiento de una o más personas sobre un hecho. Pero también hay que decir que en ocasiones suceden acontecimientos que también carecen de pruebas. Menciono las conspiraciones y las pruebas, porque me parece que en este momento existe un plan estructurado y descabellado por desacreditar la reputación de la Republica Dominicana como uno de los principales destinos turísticos del Caribe y para esto no tengo pruebas.

No obstante, las estadísticas están ahí y las mismas me hacen cuestionar el que actualmente la Republica Dominicana este en el centro de la atención, debido al “supuesto elevado” número de turistas estadounidenses que han perdido la vida en la isla. No quiero que piensen que trato de restar importancia a las muertes – creo que una muerte es una tragedia – pero digo supuesto, porque en realidad el número de turistas norteamericanos que hasta el momento ha fallecido de forma no natural en RD no es tan alto si se compara con años anteriores y con otros destinos caribeños. Además, si se profundiza un poco se puede observar que Quisqueya no es un destino de riesgo para los turistas, especialmente los norteamericanos.

De acuerdo con reporte de CNN que se basa en datos del Departamento de Estado de EEUU, para un estadounidense es más peligroso en su propio país que en la Republica Dominicana, donde el numero de turistas procedente de la tierra del Tio Sam ha aumentado considerablemente en los dos últimos años, mientras que el número de muertes no naturales ha disminuido y está considerablemente por debajo de otros destinos turísticos del Caribe.

La Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe señala que más de 2 millones de turistas estadounidenses visitaron la República Dominicana en cada uno de los últimos dos años, lo que refleja un aumento del 7.9% entre 2017 y 2018. Pese a esto, la cantidad de muertes no naturales ha estado disminuyendo desde 2015, según las estadísticas del Departamento de Estado de EE. UU.

En 2015, 30 estadounidenses murieron por causas no naturales en la República Dominicana. Ese número se redujo a 18 en 2016; a 17 en 2017; y hasta 13 el pasado año, resalta CNN en un artículo publicado este miércoles 26 de junio.

Esto indica, que las probabilidades de que un turista estadounidense muriera en la República Dominicana en 2017 fueron de aproximadamente 0,82 por cada 100.000 visitantes. Esas probabilidades se redujeron aún más en 2018 cuando apenas se registraron 0,58 muertes por cada 100,000 visitantes estadounidenses.

Hay que aclarar que las muertes no naturales incluyen ahogamientos, homicidios y accidentes de vehículos, siendo esta última la principal causa de fallecimiento de estadounidenses en la tierra del merengue y la bachata. Según las estadísticas del Departamento de Estado de 2014 a 2018, 33 estadounidenses murieron por dicha causa. Entre que otros 25 estadounidenses se ahogaron; 20 fueron asesinados y nueve murieron por suicidio.

Dicho esto, CNN resalta que los Estados Unidos como nación resulta ser más peligroso para sus propios ciudadanos, que la Republica Dominicana. Esto debido a que las probabilidades de que un estadounidense muera por homicidio en Quisqueya fueron de 0.19 por 100,000 en 2017, mientras que, en ese mismo año, la tasa de homicidios en los Estados Unidos fue de 5.3 por 100,000, según el Centro de Investigación Pew, que cita datos del FBI.

Pero las cosas no se quedan ahí, RD tampoco se puede considerar como el destino turístico más peligroso del Caribe, ya que – según las estadísticas del Departamento de Estado de EEUU - Jamaica y Bahamas, dos de los destinos más populares entre los estadounidenses tienen estadísticas más mortíferas para los norteamericanos que la republica Dominicana (ningún medio habla de esto).

CNN indica que, en 2018, la tasa de muertes no naturales de estadounidenses en Jamaica fue de 1.04 por cada 100,000 estadounidenses. Eso es más alto que en las Bahamas (0.71 por 100,000) y la República Dominicana (0.58 por 100,000).

Creo que no hay que profundizar más para entender cuál es mi punto aquí. A mi entender resulta muy extraño el que la Republica Dominicana esté en el centro de atención por las recientes muertes de turistas. Pienso que no es mera coincidencia, sino que se trata de una campaña de descredito bien orquestada y dirigida a lastimar al país. ¿Quiénes son los responsables o cual es el interés de esto? Quizás nunca la sabremos, pero lo que, si sé, es que Quisqueya es un gran destino turístico con gente muy humilde y atenta y he oído muchos elogios por parte de estadounidenses que han visitado la Republica Dominicana o Santo Domingo como suelen llamarla.

Por eso, no es ha sido fortuito que en el 2017 y el 2018 la isla tuviera en aumento de turistas.  

Publicado en Noticias