Encontré un documental en YouTube que quiero recomendarte que veas. Es un trabajo realizado por la cadena de televisión alemana DW-TV en el que muestra como China está implementando el reconocimiento facial y otras tecnologías en sus ciudadanos. Lo que el documental nos presenta es una especie de adelanto de lo que será nuestro futuro como miembros de una sociedad.

No quiero que me mal interpreten, amo la tecnología en sentido general, pero también creo que debemos de ser cautelosos con la misma, porque la tecnología es una espada de doble filo y en los últimos años todos hemos sido testigos de cómo la tecnología puede ser usada no solo para dañar a una persona, sino también, para dañar a grupos, y en casos más extremos a un país entero.

Todos los que vivimos en Estados Unidos fuimos testigos de como millones de personas fueron manipuladas gracias a la tecnología para votar a favor de Donald Trump. Lo mismo había pasado en Inglaterra con el Brexit, y todo indica que eso es solo el inicio de lo que la tecnología mal usada puede hacer.

A mi entender, una de las mayores preocupaciones por la que las personas, como miembros de una sociedad y un país deben de tener en estos momentos, es la implementación del reconocimiento facial como una herramienta de vigilancia que le da un poder y control casi absoluto sobre las personas a los gobiernos y otros sectores interesados.

El documental que comparto a continuación nos permite dar una miradita más de cerca a lo que son los tiempos por venir y creo que estamos en un momento en que debemos de empezar a preguntarnos, sobre que tan importante es nuestra privacidad. Sin privacidad no hay libertad y sin libertad, es obvio que somos esclavos y todo indica que la tecnología nos está haciendo esclavos mientras no hace creer que somos libres y que estamos seguros.

A continuación, el documental de la DW-TV. Espero que puedas dedicar 30 minutos de tu tiempo a mirarlo y que si pudiste verlo puedas crearte una idea más clara de lo que el futuro nos depara como sociedad.

Publicado en Noticias

Oakland, California, se ha convertido en la tercera ciudad de EE. UU. en prohibir el uso de la tecnología de reconocimiento facial en sus ciudadanos.

La ciudad aprobó una ordenanza este mes, prohibiendo el uso municipal de la tecnología de reconocimiento facial, uniéndose a San Francisco y Somerville, Massachusetts, que hicieron lo propio en mayo y junio, respectivamente. Las tres ciudades intentan proteger la privacidad de sus ciudadanos.

"La tecnología de reconocimiento facial corre el riesgo de hacer que los residentes de Oakland sean menos seguros, ya que la identificación errónea de las personas podría llevar al uso indebido de la fuerza, el encarcelamiento falso y la persecución basada en minorías", dice la ordenanza.

La tecnología de reconocimiento facial es utilizada no solo por las ciudades, sino también en los dispositivos tecnológicos. La identificación de la cara de Apple es una forma de reconocimiento facial, que permite que un iPhone desbloquee la pantalla solo si el dispositivo escanea y reconoce a la persona que está frente a él, lo que no siempre funciona incluso para el propietario adecuado.

Esa preocupación también se observó en la nueva ordenanza aprobada en Oakland, California, que describe la tecnología como altamente inexacta. Al afirmar que los sistemas de reconocimiento facial "se basan en conjuntos de datos sesgados con altos niveles de inexactitud", la ciudad continuó destacando una "falta de estándares en torno al uso y el uso compartido de esta tecnología", así como su "naturaleza invasiva", en su ordenanza. El informe también planteó la cuestión de "posibles abusos de datos por parte de nuestro gobierno que podrían conducir a la persecución de grupos minoritarios", escribieron.

Un día después de la prohibición de Oakland, los miembros del Parlamento británico (MP) pidieron que se detuviera a la policía y otras autoridades que utilizan tecnología de reconocimiento facial. Los parlamentarios del Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes advirtieron que las fuerzas policiales del Reino Unido no estaban actualizando una base de datos de imágenes de custodia y eliminaron a las personas que no habían sido condenadas.

Fuente: gearbrain.com

Publicado en Noticias