En este sitio he hecho todo lo posible para mantenerme lejos de las noticias que no tengan que ver con el cine y la TV. Pero hay cosas que llegan a los medios que como ciudadanos y como personas no podemos ignorar, porque, aunque así pudieran parecer, no son casos aislados, son situaciones que ocurren cada día y hay personas viviéndolas y es por eso que debemos de hacernos eco de este tipo de hechos.

El caso que me atañe hoy es el ocurrido el pasado mes en Phoenix, Arizona que involucra a varios agentes de policía tratando a una familia como si fueran basara. Varios videos muestran a un policía gritándole obscenidades a una mujer a la que intenta arrestar. Si no has oído del caso, creo que no resulta difícil imaginarte que el policía es un hombre blanco y – claro – la mujer es de piel negra.

Quizás pensaran, pero de seguro se trataba de una criminal o una persona que acaba de cometer un gran crimen, como dispararle a otra persona, atropellar a un peatón y huir de la escena o algo por el estilo. Bueno, lamento decepcionarte, porque no, la mujer estaba llegando a un complejo habitacional luego de haber visitado una tienda con su pareja y sus dos niñas de 4 y un año de edad. Después de que la familia, dejara el establecimiento, los empleados de la tienda Family Dollar reportaron que la niña de cuatro años había tomado una muñeca que se llevó con ella sin pagarla. Están entendiendo lo ocurrido, una niña inocente, pero de piel oscura, toma una muñeca y la policía despliega un operativo que casi termina en una tragedia.

Esto, puede parecer exagerado, pero no lo es, las grabaciones de lo ocurrido durante el violento arresto, muestran al policía amenazando con dispararle a la mujer si ella no levantaba sus manos, algo a lo que ella le respondía que no podría, porque estaba cargando a su niña de un año, la cual no podía caminar, pero el agente, cuyo nombre no ha sido divulgado y quien a sido gratificado con trabajo de oficina, continuaba apuntando a la mujer y su bebe.

Mientras esto ocurría, otro agente apresaba a la pareja de la mujer y lo sometía de forma violenta, pese a que el hombre no se estaba resistiendo. En ningún momento, durante la agresiva detención, los dos detenidos mostraron ni un ápice de insubordinación o irrespeto a los agentes. Sin embargo, ellos no tuvieron reparo en maltratarlos, a tal punto que uno de los testigos tuvo que pedirle a uno de los agentes que se calmara.

Este comportamiento de la policía en Phoenix no es algo aislado. No se trató de un agente que perdió el control. No, ese no es el caso, porque en los Estados Unidos este tipo de accionar de la policía ocurre mucho más de lo que usted pueda imaginarse. Gracias a Dios, este caso, como otros que se han hecho viral en las redes sociales, ha sido grabado y hemos tenido la oportunidad de ser testigos de este tipo de conductas tan desagradables y reprochables.

En esta ocasión, como en otras tantas, los teléfonos celulares – con sus buenas cámaras – han permitido que un abuso policial quede evidenciado, pero pregúntense ¿qué pasa con los casos en que no hay celulares grabando? La respuesta es obvia, se comete el abuso y los agentes implicados mienten en el reporte, como ocurrió en este caso, donde uno de los agentes escribió que tuvo que separar las piernas de uno de los detenidos, pero en el video se le ve claramente pateando el sujeto.

La Policía como institución esta para protegernos, para brindarnos seguridad. La Policía debe de ser una institución en la que las personas puedan confiar, pero ese no es el caso. La Policía, no solo está actuando como una entidad recolectora de dinero con sus multas, sino que también se ha convertido en una entidad que infunde miedo y aterroriza a la población. Si no crees esto, solo piensa como sientes cuando estas manejando en una autopista o calle y notas que hay una patrulla detrás de ti. ¿piensa en cuál es tu primer pensamiento y reacción al verlos?

No estoy tratando de poner a todos los policías en el mismo paquete, porque es evidente de que hay muchos y quiero creer que son la gran mayoría que son muy decentes, profesionales y respetuosos. Al menos eso es lo que todos debemos de esperar de una institución que debe de tener como misión principal el respeto a la ciudadanía, la misma que con sus impuestos paga sus salarios.

Los diferentes departamentos de Policías del país tendrán que trabajar muy duro en tratar de recuperar la confianza de la población, esa misma población que ellos juran proteger cuando se enlistan y a la que desgraciadamente le están fallando de muchas formas.

Gracias al incidente de Phoenix, los residentes de la ciudad deberán pagar 10 millones de dólares a Dravon Ames y Iesha Harper, la pareja victima de la brutalidad policial. Porque si, el dinero con que la pareja será indemnizada proviene de los impuestos que los residentes pagan. Esos fondos pudieron haber sido usado en alguno programa o quizás equipos que ayuden a mejorar la seguridad ciudadana. Y todo esto, gracias al hurto inocente de una muñeca que en una tienda Familly Dollar no podría costar más de 10 dólares.

Mira aquí dos videos sobre el incidente grabados por transeúntes

Publicado en Noticias

Un hombre que acababa de comprar una isla de $ 8 millones fuera de Key West en Florida fue arrestado el pasado fin de semana por participar en lo que la policía describió como un plan para robar $ 300 en artículos para el hogar en una tienda Kmart.

Empleados de Kmart llamaron a la policía de Key West el sábado 5 de abril después de que dijeron que Andrew Francis Lippi, de 59 años, había comprado varios artículos, incluyendo una cafetera Keurig y bombillas, y tratara de devolver las cajas originales de los artículos para un reembolso. Pero la policía dice que las cajas estaban llenas de otros artículos. Por ejemplo, los empleados de la tienda dijeron que había una pelota de baloncesto dentro de la caja de Keurig, en vez de la cafetera.

El oficial de prevención de pérdidas de la tienda proporcionó a los detectives un video de Lippi comprando y devolviendo todos los artículos entre el 30 de marzo y el 5 de abril, según un informe de arresto.

El Miami Herald informa que Lippi compró la Isla Thompson, que había sido el hogar de la familia del filántropo Edward B. Knight. Lippi también es dueño de la casa "Real World" en Key West, donde MTV lanzó su 17ª temporada en 2006.

Lippi le dijo a los detectives que no cambió ninguno de los artículos antes de devolverlos. Según el informe del arresto, Lippi también le dijo a los detectives que el empleado debería haber sabido que no había una cafetera dentro de la caja debido a su peso. También le dijo a los oficiales que devolvió las bombillas porque cuestan demasiado y no se dio cuenta de que habían sido cambiadas.

Lippi fue acusado de hurto mayor y encarcelado. También se le emitió una advertencia de invasión para mantenerse alejado de Kmart. Los registros de la cárcel muestran que fue liberado el domingo.

Lippi le dijo al Herald que la acusación de robo es "complicada" y preferiría no hablar de ello.

Publicado en Noticias

Para nadie es un secreto de que en cualquier momento la policía puede detener tu auto o simplemente tocar la puerta de tu casa y luego pedir hacer una revisación. Comúnmente las personas suelen dar autorización a los agentes para realizar la búsqueda. Pero esto es un grave error, debido a que usted le estaría dando a la policía facilidad de encontrar una evidencia que no tenían, por eso los expertos recomiendan que si usted se ve en este caso sencillamente de “no” a la policía.

De acuerdo con un artículo escrito por Scott Morgan, y publicado por la web rawstory.com, que en español es algo así como historias crudas, las personas deben de negarse cuando la policía le pida revisarlo a usted o sus propiedades. Claro está que, si los agentes tienen una orden de cateo, usted no se puede negar.

Morgan, en cuyo escrito razones por la cual negarse a ser requisado, resalta que con demasiada frecuencia la percepción del poder policial está distorsionada por los dramas ficticios de televisión, las sensacionales historias de los medios, los tontos mitos urbanos y el desafortunado hecho de que a la policía se le permite legalmente mentirnos para conseguir lo que buscan.

Ya sea que usted haya infringido o no alguna vez la ley, debe estar preparado para protegerse y proteger su propiedad en caso de que la policía sospeche de usted. Por eso Morgan es contundente en que la respuesta a la policía debe de ser un No.

Morgan señala que la 4ta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos protege a los ciudadanos contra registros e incautaciones irrazonables. Claro, esto es a menos que la policía tenga evidencia sólida (causa probable) para creer que está involucrado en actividades delictivas. De lo contrario necesitan su permiso para realizar una búsqueda de usted o su propiedad.

Usted tiene derecho a rechazar búsquedas policiales aleatorias en cualquier lugar y en cualquier momento, siempre que no cruce un puesto de control fronterizo o ingrese a una instalación segura como un aeropuerto. No sea tímido para defender sus propios derechos de privacidad, especialmente cuando la policía está buscando evidencia que pueda ponerlo tras las rejas.

Siempre es posible que la policía pueda buscarlo de todos modos cuando se niega a dar su consentimiento, pero eso no es motivo para decir "sí" a la búsqueda. Básicamente, si hay alguna posibilidad de que se encuentren pruebas, aceptar una búsqueda es como suicidarse legalmente, porque mata su caso incluso antes de llegar a la corte.

Sin embargo, si se niega a realizar una búsqueda, el agente tendrá que demostrar ante el tribunal que hubo causa probable para realizar una búsqueda sin orden judicial. Esto le dará a su abogado una buena oportunidad de ganar su caso, pero esto solo funciona si usted responde "no" a la búsqueda.

En su artículo, Morgan explica que ha recopilado muchas historias de personas que han rechazado la búsqueda policial, y esto le ha mostrado que es algo que funciona, ya que la policía mayormente suele solicitar la búsqueda cuando no tiene evidencias suficientes. Él dice que casi siempre la policía suele retirarse porque realizar una búsqueda sin su consentimiento no tendría validez en un tribunal.

¿Estás 100 por ciento seguro de que no hay nada ilegal en su hogar o vehículo? Nunca puedes estar tan seguro, plantea Morgan. “Una cucaracha podría pegarse a tu zapato en la calle y terminar en el piso. Un conocido descuidado podría haber dejado caer una bolsa (de droga) detrás del asiento”. Intenta decirle a un policía que no es tuya, de seguro ellos solo se reirán y te dirán que pongas tus manos detrás de tu espalda. Por eso si estuviste de acuerdo con la búsqueda, no puedes impugnar la evidencia. Pero si eres inocente y rechazaste la búsqueda, tu abogado tiene un caso que se puede ganar.

Recuerde que conocer sus derechos lo ayudará a protegerse, pero ninguna cantidad de preparación puede garantizar un buen resultado en una mala situación. Su actitud y sus elecciones antes, durante y después del encuentro generalmente serán más importantes que su conocimiento de la ley. Mantenga la calma sin importar lo que suceda, y recuerde que siempre puede denunciar la mala conducta después de que las cosas se hayan calmado.

Publicado en Noticias