Una de las primeras estocadas que la administración Trump y los republicanos le encestaron al pueblo estadounidense fue la eliminación de la neutralidad de la red, con la finalidad de beneficiar a las empresas proveedoras de internet. Muchas fueron las quejas, las protestas y la oposición a dicha medida, pero esto no detuvo a la FCC, controlada por los republicanos en su clara intención de despojar al pueblo del derecho de un internet igualitario. Pero, los demócratas no se quedaron conforme con esa medida y han esperado a retomar el control de la Cámara de Representantes para lanzarse en busca de la restitución de las reglas establecidas en la era Obama.

En ese sentido, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otros demócratas presentaron el miércoles la Ley de Salvación de Internet, que apunta a restaurar las reglas de un internet abierto que fueron derogadas en 2017.

Las reglas de la era de Obama, que duraron desde 2015 hasta 2018, prohibieron a los proveedores de banda ancha desacelerar o bloquear el acceso a Internet o cobrar tarifas más altas a las empresas por un acceso más rápido. Los demócratas en el Congreso han dicho que la derogación permite a las grandes compañías de banda ancha, e inalámbricas "controlar las actividades en línea de las personas".

"El 86 por ciento de los estadounidenses se opuso al ataque de Trump a la neutralidad de la red, incluido el 82 por ciento de los republicanos", dijo Pelosi durante una conferencia de prensa el miércoles. "Con 'Save the Internet Act (Ley de Salvación de Internet) ', los demócratas están honrando la voluntad de la gente".

En diciembre de 2017, la FCC liderada por los republicanos votó a favor de revocar las reglas de neutralidad de la red de la era de Obama, que finalizaron oficialmente en junio de 2018. En agosto, los fiscales generales de 22 estados, así como grupos activistas y empresas, incluida Mozilla, presentaron una demanda alegando que la FCC revirtió arbitrariamente las reglas de neutralidad de la red y sobrepasó su autoridad para prohibir que los estados pasen sus propias regulaciones.

En octubre, California llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia para no hacer cumplir su propia ley de neutralidad de la red, diciendo que se mantendría hasta que las preguntas sobre la autoridad de la FCC para evitar que los estados adoptaran sus propias leyes de neutralidad de la red fueran contestadas en el tribunal federal de apelaciones.

Los gigantes tecnológicos, como Amazon y Facebook, también se han pronunciado en contra de la derogación de la neutralidad de la red.

Publicado en Noticias