De seguro has oído hablar del escándalo sobre un grupo de ricos y famosos que pagaron sobornos para hacer que sus hijos pudieran ingresar a reconocidas universidades. El caso que ha llevado a varias personas a la justicia ha estado en los medios por alrededor de dos semanas y muchas personas se sintieron indignadas cuando esto salió a la luz. ¿Pero sabias tú que las personas – muchos de ellos dirigentes deportivos – que recibieron los sobornos por parte de los padres pueden tener beneficios por devolución de impuestos?

Sí, sé que suena ridículo, pero sucede que el gobierno federal tiene una definición muy amplia de lo que se llama “ingresos taxables o imponibles” y esta cubre numerosos tipos de ganancias que van desde los salarios de cada trabajador hasta – créanlo o no – actividades ilícita como los sobornos. El Tío Sam quiere asegurarse de que cada persona que viva en su territorio contribuya con algo de dinero, sin importar la procedencia de este, por eso las personas que están involucradas en el caso de los sobornos no solo deberán de responder por sus acciones, consideradas criminales, sino que también tienen que dar razón por el dinero recibido.

Recuerden, el famoso gánster de Chicago, Al Capone fue llevado a la justicia y encarcelado por evasión fiscal al no reportar sus ganancias de sus actividades ilícitas. ¿Suena loco verdad?

Aquí te presento una algunas cosas que quizás tú no te imaginas que deben de ser reportadas al Tío Sam.

Sobornos

El IRS espera que las personas informen los ingresos por sobornos en sus declaraciones de impuestos.
"Si recibe un soborno, inclúyalo en sus ingresos", la agencia federal establece claramente en la Publicación 17 de su manifiesto.

Actividades ilegales

Incluso se espera que los delincuentes informen sus ingresos, incluidos los ingresos de actividades ilegales, como las ganancias de la venta de drogas ilegales. Parece ridículo, pero es así. Lo interesante es saber cómo una persona podría reportar un al IRS un soborno y los ingresos por un venta de drogas.

Pensión

El caso de las pensiones es diferente, siempre han sido deducibles, bueno, hasta este año. Para los acuerdos de divorcio y separación ejecutados antes de 2019, la pensión alimenticia generalmente fue deducible por el pagador, mientras que el receptor generalmente debía declararla como ingreso.
Sin embargo, esto cambia para los acuerdos ejecutados después del 31 de diciembre de 2018. Según los cambios en el código impositivo de la Ley de Recortes de Impuestos y Trabajos de 2017, los pagadores de pensión alimenticia ya no pueden deducir los pagos, y los beneficiarios de la pensión alimenticia no contarán los pagos como ingresos.

Deudas canceladas

Si tuvo la suerte de convencer a alguien de que le perdonara una deuda en 2018, es probable que sienta una sensación de alivio. El problema es que puede que no esté completamente descolgado.
Por lo general, si se condona una deuda, a menos que se trate de un regalo, el IRS espera que cuente el monto cancelado como ingreso cuando presente sus impuestos federales.

Ganancias de juego

La euforia que se siente cuando se gana en un juego de azar o la lotería puede desvanecerse rápidamente una vez que se dé cuenta de que el IRS espera que pague impuestos por su ganancia inesperada.

Y esto no es solo sobre lo que sucede en los casinos. Las ganancias de loterías y sorteos también deben reportarse al IRS como ingresos. El organismo tributario se toma esto muy en serio. Por ejemplo, quizás habrán oído de la persona de South Carolina que ganó la suma de 1.6 billones de dólares el año pasado. Esta persona que optó que permanecer en anonimato reclamó su premio este año y al final de su reclamo, se fue para su casa con menos de $ 500 millones, que si bien es mucho dinero, es menos de una tercera parte del premio original. El IRS se quedó con más del 30% de la suma original.

Por otro lado, se pueden utilizar las pérdidas de juego que se produjeron durante el mismo año que sus ganancias para compensar su carga fiscal.

Trueque

La palabra trueque ya no se usa mucho, pero los trueques, fueron la primera forma de negocios que los humanos realizaron y consiste en el intercambio de un bien, articulo o servicio por otro. Esta transacción no incluye dinero. El Tío Sam entiende que si en esta época usted realiza un trueque debe de darle su parte. Así es que no se puede evitar pagar impuestos aceptando bienes o servicios en lugar de efectivo por su trabajo. En general, debe incluir el valor justo de mercado de esos bienes o servicios en sus ingresos.

Un ejemplo que IRS nos ofrece en su página es: "Usted es un abogado independiente que realiza servicios legales para un cliente, una pequeña corporación. La corporación le otorga acciones como pago por sus servicios. Debe incluir el valor justo de mercado de las acciones en sus ingresos en el Anexo C (Formulario 1040) o en el Anexo C-EZ (Formulario 1040) en el año en que las reciba”.

Otro ejemplo seria. Si usted acuerda cortar la grama de su vecino y a cambio este le da una gallina por su trabajo, el IRS espera que usted de un valor monetario a su gallina y que reporte ese valor durante la declaración de impuesto.

Publicado en Noticias

Estamos en la temporada de impuestos y solo han transcurrido poco más de dos semanas desde que esta inició, pero ya muchas personas han hecho sus declaraciones y han recibido sus devoluciones. Devoluciones, que han dejado a más de uno con la boca abierta y a otros en shock debido a que las cantidades de dinero escrito en los cheques recibidos no están ni cerca de lo que esperaban.

En el 2017, cuando Donald Trump y los republicanos estaban impulsando la aprobación de la nueva Ley de Impuestos y Empleos, la Casa Blanca aseguró que las familias promedio obtendrían reembolsos de $ 4,000, pero ahora que los cheques están llegando a los contribuyentes, muchos han notado que sus reembolsos se han reducido significativamente.

Esto ha generado una reacción en cadena a través de las redes sociales donde muchos estadounidenses han alzado sus voces para criticar la nueva ley impositiva y quejarse sobre los recortes en sus devoluciones.

NBC este viernes, citó el caso de Jason Marques, un empleado de correos, repartidor de pizza y estudiante en Massachusetts, quien dijo que, dado que sus ingresos no cambiaron en el 2018, esperaba un reembolso similar a los aproximadamente $ 6,000 que recibió el año pasado; con lo que esperaba pagar sus préstamos estudiantiles o la deuda de su tarjeta de crédito. Marques le dijo a NBC que se quedó perplejo cuando se enteró que en vez de los $6,000 del año pasado, ahora recibirá menos de $ 500 dólares.

Mientras a Marques se le redujo su reembolso casi en un 100% a otros les ha ido peor. La usuaria de Facebook Erin Boyd escribió el siguiente comentario en la plataforma de redes sociales. "Me han jodido. Viuda con dos niños pequeños y trato de deber $ 100 o menos, porque a quién le gusta prestar dinero al gobierno. Y este año debo $ 1,000”, dijo.

Según han explicado varios entendidos en la materia, la considerable reducción en los reembolsos de este año se debe a que hace un año el IRS cambio la tabla de retenciones, para ajustarla con la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos por lo que los empleados han estado pagando menos impuestos.

La ley aprobada en el 2017 fue promocionada por los republicanos y el gobierno como un alivio fiscal para la clase media y los pobres. Pero se centró principalmente en reducir los impuestos a los multimillonarios dueños de grandes empresas. Las personas que pueden heredar propiedades multimillonarias – como los hijos de Trump – también obtuvieron un enorme recorte de impuestos, al igual que las personas que poseen empresas "pequeñas", pero que generan millones de dólares en ganancias anuales. Y, por supuesto, hubo un gran recorte en la tasa del impuesto a las ganancias corporativas, ya que los beneficios se derivan en gran medida de los propietarios de acciones.

Sabido todo esto, no hay que ser un genio en economía para deducir que la llamada Ley de Recortes de Impuestos y Empleos, fue un proyecto diseñado por los republicanos para beneficiar especialmente a los ricos y si no lo crees, te cuento que según informa Vox.com, los Estados Unidos es un país donde el 80% del valor del mercado de valores pertenece a solo el 10% de los más ricos de la población.

Publicado en Noticias

La temporada de impuesto ya esta aquí, pero hay ciertos cambios radicales que los estadounidenses deben de tener en cuenta a la hora de presentar sus declaraciones ya que hay ciertos beneficios que ya no están disponibles y que no podrán ser reclamados

Los cambios radicales que están aplicando a partir de este año, afectarán la forma en que las personas y las familias presentan sus solicitudes, incluidas las deducciones y los créditos que pueden reclamar.

Si bien la Ley de reducción de impuestos y empleos duplicó la deducción estándar tanto para los individuos como para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta, también cambió las deducciones permitidas, por eso he aquí un vistazo a lo que ya no es, y lo que aún se puede reclamar, según lo compilado por la empresa de declaración de impuestos TurboTax:

Exención de dependientes

Según la ley anterior, las familias podían reclamar una exención de $ 4,050, por cada hijo. Esa deducción ya no es viable.

Sin embargo, el crédito tributario por hijos se elevó a $ 2,000, desde $ 1,000. La ley también introdujo un crédito de $ 500 para los niños no dependientes, que podría incluir a padres ancianos o niños mayores de 17 años.

El crédito tributario por ingreso del trabajo, para familias con al menos tres hijos, es de hasta $ 6,431.

Gastos no reembolsados ​​del empleado

Una cantidad de gastos comerciales de empleados que no fueron reembolsados ​​por los empleadores, como clases y seminarios, ya no son deducibles bajo la nueva ley. En cambio, hay una serie de créditos educativos que los contribuyentes elegibles pueden aprovechar.

El Crédito de Oportunidad Americana permite a los estudiantes o padres elegibles reclamar hasta $ 2,500 por los costos de la educación universitaria o postsecundaria.

El Crédito de aprendizaje de por vida, por hasta $ 2,000, puede ser reclamado por personas que pagan la matrícula y las tasas a una universidad o escuela postsecundaria, incluso para las clases.

Además, hasta $ 2,500 de intereses pagados por un préstamo estudiantil es deducible.

Gastos de mudanza

En 2017, los trabajadores que se mudaban por un nuevo trabajo podrían deducir los gastos relacionados en sus declaraciones de impuestos. Todos, excepto los miembros de las fuerzas armadas, han perdido ese beneficio.

Una forma en que los estadounidenses pueden potencialmente compensar algunos gastos es deduciendo los intereses de la hipoteca y los impuestos a la propiedad cuando se compra una nueva casa.

Deducción de pensión alimenticia

Según la ley anterior, el cónyuge con mayores ingresos podría deducir los pagos de pensión alimenticia en sus declaraciones de impuestos. El destinatario incluía los pagos como parte de su ingreso bruto sujeto a impuestos.

Sin embargo, para los divorcios finalizados en 2019 y posteriores, los pagos de pensión alimenticia ya no serán un gasto deducible para el pagador. Esto podría servir para reducir la cantidad de dinero que se le da al beneficiario, haciendo que los abogados de impuestos tengan que dividir un grupo más pequeño de soporte de pagos.

Publicado en Noticias

Durante la pasada temporada de presentación de impuestos, me sentí algo decepcionado debido a que mis dos cheques de retornos fueron menores que lo que habían sido los años anteriores y esto, pese a que en el 2017 tuve ingresos más altos que en los periodos previos.

Mi queja se basó especialmente en que solo un par de meses antes, el Congreso había aprobado una histórica reforma impositiva que incluía sustanciales recortes de impuestos y aunque la misma era evidente beneficiaria mayormente a los más ricos, se esperaba que los empleados de salario mínimo, como quien escribe, les tocaría, aunque sea un pequeñito pedacito del pastel.

Debido a que los recortes de impuestos fueron hechos para beneficiar a los ricos y a las empresas, los mismos cuentan con el rechazo de muchos estadounidenses y por lo ya mencionado, yo estoy en ese grupo de opositores.

Sin embargo, la temporada de presentación de impuesto está próximo a comenzar y en esta ocasión me siento algo optimista gracias a un análisis divulgado recientemente por la entidad bancaria Wells Fargo & Co., que indica que las personas que no vemos la reforma impositiva con buenos ojos, es porque no hemos recibido todos los beneficios de los recortes de impuestos.

De acuerdo con Wells Fargo, los hogares que ganan hasta 45,000 dólares al año podrían tener un beneficio fiscal de hasta un 70 por ciento.

A raíz de esta perspectiva, el banco estima que entre febrero y marzo habrá un gran flujo de dinero en las tiendas minoristas debido a que los reembolsos de este año serán mucho más grandes que de costumbre y esto vendría en respaldo de lo que ya se perfila como una de las mejores temporadas de compras navideñas de la que se tenga memoria.

"Vemos razones para ser optimistas", escribió Wells Fargo en su estudio. “Los hogares también se han visto favorecidos por el aumento de los salarios por hora y los precios más bajos de la gasolina, dijo el banco al llamar al 2019 el "año del consumidor de bajos ingresos".

Wells Fargo también especifica que empresas como Dollar General Corp., Foot Locker Inc., AutoZone Inc. y Altria Group Inc., y por supuesto, Walmart Inc. y McDonald's Corp, estarían entre las grandes beneficiarias de la temporada de presentación de impuestos ya que son el tipo de establecimiento en que los grupos de bajos recursos suelen hacer sus compras.

Los hogares de ingresos medios, aquellos que ganan de $ 55,000 a $ 75,000 al año, también obtendrán beneficios, y hasta la mitad de su recompensa de reducción de impuestos aparecerá en los reembolsos, dijo Wells Fargo.

Publicado en Noticias