Hay varias razones por las que no me gustan las fusiones de empresas. Una de esas razones es que cuando una compañía adquiere a otra deja a muchas personas sin empleos y eso es precisamente lo que se ha estado informando esta semana que ocurrirá con la compra de Time Warner por parte de AT&T.

El martes, un reporte de Motherboard y de varios otros medios estadounidenses indicaba que AT&T tiene planes de realizar un despido muy significativo de empleados. Los despidos se realizaran en varios estados incluyendo Nueva York, Nueva Jersey y California.

Para hacerse con Time Warner AT&T pagó 85 mil millones de dólares, lo que según varios informes dejó a la telefónica con una deuda que supera los $ 170 mil millones, razón por la cual AT&T está buscando reducir sus gastos a través de despidos y la venta de algunos activos.

Recientemente reportamos que AT&T está en conversaciones con Disney para vender su participación del 10% en Hulu por un valor superior a los $ 900 millones, dinero que espera poder abonar a su deuda. Es obvio que la empresa está tratando de reorganizarse y a la vez reducir gastos, pero este proceso vendrá a expensas de los empleados y nada quita que también los consumidores terminen pagando por el alto endeudamiento de AT&T.

Hasta la fecha se desconoce cuando estos despidos se pondrán en marcha y el número total de personas que perderán el sustento de sus familias, pero los mismos parecen ser inevitables ya que AT&T está arropada de deudas y además tiene planes de invertir grandes de sumas de dinero en la creación de contenido para su recién adquirida cadena HBO y en su próximo servicio de video WarnerMedia.

Publicado en Noticias

Disney está cerca de ser dueño de una participación mayoritaria en la plataforma de streaming Hulu, y ahora se dice que la compañía está buscando expandir eso al adquirir la participación del 10 por ciento de AT&T en el servicio de transmisión.

Según un informe de Variety, Disney está en conversaciones activas con AT&T para comprar su participación en Hulu. La venta supuestamente proporcionaría a AT&T cerca de mil millones de dólares y daría a Disney hasta un 70% de propiedad en Hulu. Disney ya posee el 30 por ciento de Hulu, y está en proceso de adquirir 21st Century Fox, que posee otro 30 por ciento.

Los ejecutivos de AT&T hablaron sobre una venta en el pasado, y en una conferencia celebrada en noviembre pasado anunciaron que la compañía estaba interesada en vender su participación minoritaria. WarnerMedia, que ahora es propiedad de AT&T, se está preparando para lanzar su propio servicio de transmisión independiente, el cual competería con Hulu y otras plataformas, incluidas Disney Plus que será lanzada a finales de este año.

de acuerdo con The Verge, AT&T está buscando centrarse en su venidero servicio de transmisión WarnerMedia, pero Disney tiene en mente dos servicios: Hulu y Disney +. Este último llevará a la venta películas y programas de TV exclusivos de Disney, pero se lanzará en Estados Unidos, por lo que obtener una participación mayoritaria en Hulu puede ayudar a la compañía a tomar el servicio de transmisión internacionalmente y atender a un público más adulto.

Comcast, la otra compañía con una participación del 30 por ciento en Hulu, no es probable que venda su parte de la compañía en el corto plazo. Steve Burke, CEO de NBC Universal, propietaria de Comcast, dijo recientemente a los inversionistas que la compañía no está interesada en vender su participación del 30 por ciento en el servicio de transmisión a corto plazo.

Publicado en Noticias

La empresa de telefonía inalámbrica AT&T se salió con la suya. El martes un panel de tres jueces en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos en el Distrito de Columbia aprobó unánimemente para que AT&T comprara la compañía de medios Time Warner.

La decisión es una fuerte derrota para el Departamento de Justicia que durante meses estuvo buscando evitar dicha compra. El DOJ argumentó que la fusión de $ 85.4 billones significaría precios mas altos para los consumidores.

Ahora AT&T, la segunda compañía de telefonía inalámbrica más grande de los Estados Unidos, tiene el camino libre para integrar a su negocio a WarnerMedia y su nueva unidad de publicidad llamada Xandr.

El Departamento de Justicia le pidió a la corte que declarara ilegal el acuerdo, argumentando que AT&T, que es propietaria de DirecTV, usaría la propiedad del contenido de Time Warner, como CNN y "Game of Thrones" de HBO, para hacer que los rivales de televisión paguen más, lo que se traduciría en aumento de precios para los consumidores.

El acuerdo había sido objeto de críticas por parte de Donald Trump, un detractor frecuente de CNN de Time Warner. También marcó un caso raro en que el gobierno de los EE. UU. procurara detener una fusión de un distribuidor y un proveedor.

La fusión, que se anunció en octubre de 2016, se cerró poco después de que el juez Richard Leon dictaminara que el acuerdo era legal conforme a la ley antimonopolio.

Publicado en Noticias

Las fusiones de empresas siempre resultan en pérdidas para los consumidores y para muchos empleados quienes suelen perder sus puestos de trabajo.

Actualmente se está tratando de llevar a cabo la fusión entre las empresas de telefonía inalámbricas T-Mobile y Sprint, pero la idea no parece ser del agrado de un grupo de senadores demócratas que esta semana han alzado su voz en contra de dicha fusión.

El grupo liderado por el senador Richard Blumenthal de Conneticut envio cartas dirigidas al presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), Ajit Pai, y al jefe antimonopolio del Departamento de Justicia, Makan Delrahim.

"Nuestros funcionarios de aplicación de la ley son la última línea de defensa que impide la reconsolidación de nuestros mercados de telecomunicaciones a expensas de los consumidores estadounidenses", escribieron los senadores. "Le instamos a que actúe para evitar que se produzca esta peligrosa fusión".

El grupo incluye a algunos de los líderes más prominentes del Partido Demócrata, como los senadores Amy Klobuchar (D-MN), Kirsten Gillibrand (D-NY), Elizabeth Warren (D-MA) y Cory Booker (D-NJ),  quienes además han anunciado que se están postulando para la presidencia del país. También están los senadores Sherrod Brown (D-OH) y Bernie Sanders (I-VT), quienes se espera que lancen pronto sus campañas de 2020.

"Estamos profundamente preocupados de que la fusión de Sprint y T-Mobile en particular eliminará la competencia que se ha demostrado que beneficia a los consumidores y reprime la aparición de nuevas proveedores", agregaron los senadores.

La fusión propuesta de $ 26 mil millones entre T-Mobile y Sprint se anunció en abril pasado y actualmente está siendo revisada por la FCC y el Departamento de Justicia. Si se aprueba, el acuerdo reduciría el número de operadores de telefonía móvil más importantes de los Estados Unidos a tres de cuatro, incluidos AT&T y Verizon.

Los ejecutivos tanto de T-Mobile como de Sprint dijeron que la fusión los ayudaría a implementar redes inalámbricas 5G a una velocidad mayor y que, con el tiempo, reduciría los precios de los planes de los consumidores. En su carta, los senadores argumentaron que este no era el caso.

"La mejor manera de alcanzar el objetivo de la 5G a nivel nacional, asequible y de alta calidad es a través de mercados competitivos", escribieron los senadores. “Esta fusión nos aleja del tipo de competencia que necesitamos para lograr este objetivo. Llevará a una consolidación excesiva y socavará la innovación".

La carta llega casi dos meses después de que varios organismos regulatorios de Estados Unidos, como el Comité de Inversión Extranjera, un organismo que revisa las inversiones extranjeras en Estados Unidos en busca de amenazas a la seguridad nacional, el Departamento de Justicia, el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Defensa dieran el visto bueno a dicha fusión.

Publicado en Noticias