26 Febrero 2020

Video sobre arresto de niñita de 6 años, muestra el lado oscuro de USA Destacada

Escrito por

Recientemente publiqué un escrito titulado ¿En qué clase de sociedad estamos viviendo? En el que resalto como una maestra llamó a la policía para una niñita de seis años que le había apuntado con sus deditos. En dicho artículo cuestiono la sociedad actual y lo deshumanizada que está, porque para mí resulta totalmente incomprensible el que, 1ro, se llame a la policía para un niño de apenas seis años y, 2do que se pueda arrestar a un inocente niñito por ser lo que está llamado a ser, un niño. Este lamentable caso ocurrió en una escuela de Pensilvania.

Ahora, esta semana se ha liberado el video de la cámara de un policía que el año pasado llevó a cabo el arresto de otra estudiante, también de seis años. Este otro caso se registró en una escuela de Orlando, Florida y lo que se puede ver en el video, es una escena que en lo personal considero es muy triste.

Las imágenes, que fueron dadas al periódico Orlando Sentinel por la abuela de Kaia Rolle, la niña en cuestión, muestran en un principio a la estudiante sentada en una oficina de la Academia Lucious & Emma Nixon, donde una empleada del lugar le lee una historia, en ese momento llegan dos oficiales de policía. Por lo que la mujer le dice a la niña que ella debe de irse con los agentes.

De inmediato, Kaia, pregunta: “¿para qué son esas?” refiriéndose a las abrazaderas que uno de los oficiales tenía en sus manos. "Son para tí", respondió el oficial, antes amarrar a la niña por sus muñecas. En ese momento Kaia empieza a llorar y a pedir que le ayuden. "¡Ayúdame!" insistía. "Por favor, déjame ir", jadea entre gritos.

"No quiero subir al auto de la policía", replica la niña entre sollozos mientras el oficial que se puede ver en su uniforme es apellido Ramos, le explicaba que era necesario que ella lo hiciera. Kaia, entonces es puesta dentro de auto policial, como si fuera una vil criminal de apenas seis añitos.

Debo de confesar que mientras veía este video debí de contenerme porque me resultó muy triste el ver como una niña es criminalizada solo por ser una niña y hacer lo que los niños suelen hacer, berrinches, sip, esa fue la razón por la que Kaia, fue arrestada, hacer un berrinche.

Si como yo usted piensa que esto es terrible, más terrible es poder oír como el oficial Dennis Turner, quien lideró el arresto, se jacta ante las empleadas de la escuela, sobre la cantidad de arrestos que él había llevado a cabo en su carrera de más de 20 años como policía.

Según Turner les dijo a los miembros del personal de la escuela, él había arrestado a unas 6 mil personas incluidos niños de 7 años. En ese momento, una de los empleados le señalan que Kaia solo tenia 6 años, a lo que el oficial responde: “Ahorra ha batido el récord”.

Varios días después del arresto de Kaia, Turner fue arrestado y despedido de la policía de Orlando, pero no está claro si fue debido a sus acciones o a los detalles que surgieron de su desempeño laboral, luego de que el caso llegara a los medios de comunicaciones.

En ese entonces se informó que Turner había sido disciplinado no menos de siete veces por violar la política del departamento, incluida la lesión de su propio hijo de 7 años. Los registros muestran que Turner, también fue acusado de discriminación racial y de enviar mensajes de texto amenazantes a su ex esposa.

Otro aspecto lamentable del caso de Kaia es que, si bien Turner violó la política del departamento de policía de Orlando al arrestar a un niño menor de 12 años sin solicitar el permiso de un supervisor, no existe una edad mínima real de arresto para el estado. Tras el arresto de Kaia, algunos legisladores están proponiendo que se cambie la ley, impidiendo que todos los niños menores de 12 años sean arrestados.

No creo que sea necesario tener una ley que determine la edad mínima para un arresto, eso es un asunto de sentido común y solo se necesita ser un humano, con sentimientos de humanos para saber que para tratar con un niño de seis años no es necesario llegar al extremo de arrestarlo como un criminal.

Ahora, si bien, el arresto es una escena horrible, que pone ante los ojos de todo el mundo uno de los lados más negros de los Estados Unidos, también lo es el hecho de que personas adultas no sepan cómo lidiar con niñitos de la edad de Kaia, se supone que los adultos, en especial, esos que deciden trabajar con niños, deben de tener la capacitación y la paciencia necesaria para enfrentar todo lo que implica su trabajo.

Por eso digo, el arresto de niños es reprochable, pero el que adultos – incluidos padres – involucren a la policía en situaciones con niños, es aún más reprochable. Nosotros como sociedad debemos de comenzar a pensar diferente, ponernos a cumplir con nuestro rol como adultos, porque se le está arruinando la vida a los niños y se le está dando más poder a la policía del que ellos necesitan.

Aquí les dejo el video que adjunto desde Youtube para que ustedes puedan verlo. Esta en inglés, pero no es difícil entender lo que está pasado.

Leer 68 times Modificado En 01 Marzo 2020