La legislatura de Florida votará el próximo año sobre una ley que busca prohibir la venta de armas de asalto en el estado. El proyecto llega al congreso estatal luego del asesinato de 17 personas en una escuela secundaria de la ciudad de Parkland en San Valentín del pasado año.

La masacre motivó a que la tía de una de las victimas iniciara un movimiento que recolectó más de 100 mil firmas para forzar que los congresistas voten sobre la prohibición de las armas estilo militar como la AR-15 utilizada por Nicholas Cruz en la matanza de Parkland.

Como he de esperarse, la votación no hace feliz a la Asociación Nacional del Rifle (NRA) que desde ya tiene una fuerte campaña criticando el proyecto el cual alega es muy extenso y despojará a los floridianos de sus armas de asalto. Durante una reunión con economistas  el viernes 16 de agosto, la principal cabildera de la NRA, Marion Hammer, presentó su argumento para que dicha propuesta de ley sea rechazada.

El argumento de Hammer incluye a niños, y no los niños que han perdido la vida en tiroteos como el de Parkland o Sandy Hook en Connecticut, sino a niños disparando armas en sus cumpleaños.

De acuerdo con un reporte de Shareblue Media, que también fue citado por Newsweek,  la Cabildera dijo que la nueva ley “afectaría a los niños que – de repente – no podrían disparar sus rifles en sus cumpleaños”.

Hammer, a quien se le considera la artífice de que hoy en día Florida sea uno de los estados que da más libertad y privilegios a los amantes de las armas, se preguntó durante el encuentro si una niña que quisiera disparar un rifle con una culata rosa sería condenada por un delito grave. "¿Cómo le dices a una niña de 10 años que recibió un (rifle) Ruger 10/22 con una culata rosada por su cumpleaños que su rifle es un arma de asalto y que tiene que entregarlo al gobierno o ser arrestada por posesión de un delito grave? " se preguntó Hammer en la reunión, según indica Sharemedia.

No sé si ustedes coinciden conmigo, pero yo me pregunto ¿qué tan irresponsable tiene que ser un padre para regalarle un arma de fuego a un niño de 10 años? Lamentablemente, esto pasa más de lo que uno se imagina en los Estados Unidos, claro está, eso no significa que esté bien, por lo contrario es un acto de total negligencia; es poner en riesgo la vida de un menor y de las personas que están a su alrededor.

Las leyes de Estados Unidos están elaboradas de esa forma, las influencias pueden más que el sentido común  y casi siempre se anteponen a la razón. En este país, está mal que un joven de 18 años compre una cerveza, pero está bien que compre  un arma que le permite matar a personas.

Si un niño de 10 años puede ser propietario de un arma de fuego, no sería también posible permitirle manejar autos, firmar contratos legales, votar en las elecciones y hacer muchas otras cosas que no le son permitidas a los menores, como, por ejemplo consumir alcohol, total, al fin y al cabo si la NRA y sus miembros creen que un niño de 10 años puede maniobrar un arma como un adulto, también ha de poder lidiar con el alcohol tal como lo hace un adulto. Digo yo.

Publicado en Opinión

A raíz del tiroteo de El Paso, que dejó 20 muertos y 26 heridos, el USA Today publicó un artículo sobre el número de tiroteos masivos registrado hasta la fecha en los Estados Unidos.

En dicha publicación el Today indica que el tiroteo del sábado registró una estadística oscura, ya que el mismo ocurrió el día 215 del año, lo que significa que hasta esa fecha se habían producido más tiroteos masivos que los días que iban del 2019.

El artículo del USA Today indica que la masacre en Walmart, cerca del centro comercial Cielo Vista, se hubiera convertido en el último tiroteo masivo del país, sin embargo, solo horas después de la publicación y menos de 15 horas de ocurrido el tiroteo de El Paso, otra masacre se registró en Ohio donde un individuo en la ciudad de Dayton mató a 9 personas e hirió a otras 26, lo que convierte a esta nueva tragedia en el tiroteo más reciente registrado en los Estados Unidos.

El Archivo de violencia armada, una organización sin fines de lucro que brinda acceso público en línea a información sobre violencia relacionada con armas, clasifica los tiroteos masivos como incidentes en los que cuatro o más personas fueron asesinadas a tiros, sin incluir a los tiradores. En lo que va del año 522 personas han muerto en tiroteos masivos y 2.040 han resultado heridas.

El incidente también se produjo en una semana particularmente dolorosa: dos personas fueron asesinadas a tiros en una tienda de Walmart en Southaven, Mississippi, al sur de Memphis el martes, y tres personas murieron el domingo por disparos en el Festival de ajo de Gilroy en el norte de California. La madrugada del domingo, la policía dijo que al menos nueve personas murieron y otras 16 resultaron heridas en un tiroteo masivo en Dayton, Ohio, menos de 24 horas después de la masacre de El Paso.
Y sigue a otros dos tiroteos de alto perfil a principios de este año.

Un trabajador de la ciudad abrió fuego en un edificio que alberga las oficinas gubernamentales de Virginia Beach el 31 de mayo, matando a 12 personas antes de que la policía le disparara.

El 15 de febrero, un empleado de una planta de fabricación en Aurora, Illinois, abrió fuego durante una reunión disciplinaria donde fue despedido. Hirió a otro empleado y a cinco de los primeros policías que llegaron a la planta suburbana de Chicago antes de que lo mataran durante un tiroteo con la policía.

Publicado en Noticias

El asesinato indiscriminado de 20 personas en un tiroteo que también dejó 26 heridos en una tienda Walmart, en El Paso, Texas es un hecho que nos vuelve a recordar uno de los aspectos más negros de la actual sociedad  estadounidense en la que estamos viviendo.

Este tipo de masacres no son hechos aislados, están ocurriendo todos los días en suelo estadounidense y nosotros como sociedad estamos siendo testigos silentes de esta bochornosa y trágica situación. Nos estamos quedando callamos mientras nuestros conciudadanos son acribillados por personas alimentadas por el odio y que se valen del uso de las armas de fuego.

Estos tiroteos son tan comunes que nos hemos vueltos indolentes ante los mismos y ya los vemos como algo común. Pero no, esto no puede seguir así, el asesinato de 20 personas no debería de ser visto como un hecho normal. Eso es una tragedia, es algo que todos deberíamos estar lamentando y llorando, porque la masacre del sábado 3 de octubre no fue la primera, y mucho menos fue la última.

Es tiempo de que nos preguntemos ¿qué tipo de personas somos?  Porque no es correcto, ni es aceptable el hecho de que estadounidenses estén muriendo por las armas de fuego y nosotros estemos tratando de vivir nuestras vidas como si nada pasara, ignorando esa realidad. Cada víctima de un tiroteo es el ser querido de alguien. Es la madre, el padre, el hijo, el hermano, el tío, la tía, el amigo, o el compañero de trabajo de alguien. Las victimas de tiroteos son seres humanos como nosotros y nosotros nos encontramos en las posibles líneas de fuego en la que ellos estuvieron cuando fueron asesinados.

Nuestro egoísmo, sin embargo, nos hace creer que nunca podríamos ser víctima de un tiroteo, pero si no tomamos cartas en el asunto, solo será cuestión de tiempo para que la violencia armada toque a nuestras puertas. Los tiroteos son cada vez más frecuentes en los Estados Unidos, se expanden como un virus que un día se convertirá en una epidemia y que nos afectará a nosotros o a algún ser querido.

La matanza en Texas, es un hecho oscuro, y desafortunadamente muestra una estadística aún más aterradora que debe de llamar nuestra atención. De acuerdo con el USA Today el tiroteo de El Paso fue el número 250 del 2019. Esta es una estadística escalofriante porque este tiroteo ocurrió en el día 215 del año, lo que significa que el territorio estadounidense hasta la fecha ha registrado más tiroteos que los días que van del año. Esos 250 tiroteos de los que habla el USA Today no son solo simples tiroteos, sino que son los que se denominan masivos, ósea, incidentes en los que 4 o más personas pierden la vida.

Los tiroteos masivos no están ni cerca de terminar, y todos los que hemos visto recientemente, puedan que sean un aviso de que las cosas empeoraran. El ataque en la tienda Walmart de El Paso, ocurrió en la misma semana en que dos personas fueron asesinadas en otra tienda de la empresa en Mississippi.  Días antes de ese incidente tres personas  -incluidos dos niños- también fueron asesinadas en una feria en California en una balacera que también dejó 11 heridos. Igual número de heridos fue el saldo de otro tiroteo ocurrido en una fiesta en Brooklyn, NY. Esos tres incidentes ocurrieron entre el sábado 27 y el martes 30 de julio.  En estos tres casos, al igual que en El Paso, se trató de una persona que tenía un arma de fuego, en su poder, mucho enojo y poco respecto por la vida ajena.

Si todavía piensas que los tiroteos ocurridos en los últimos días no son una llamada de atención, debes de reconsiderarlo, porque no habían transcurrido 15 horas de la matanza de El Paso cuando un individuo en la ciudad de Dayton, Ohio abrió fuego contra una multitud en un área pública matando a 9 personas e hiriendo a otras 26.

Evitar que una persona con un arma de fuego realice una matanza como la de El Paso es casi imposible, pero evitar que una persona que pueda cometer este tipo de actos consiga un arma de fuego, no es imposible. Solo es cuestión de voluntad.

Publicado en Opinión

Un estudiante murió y otros ocho resultaron heridos en un tiroteo en una escuela pública autónoma en Highlands Ranch, Colorado, un suburbio al sur de Denver.

En un tweet, la Oficina del Sheriff del Condado de Douglas dijo que el fallecido era un estudiante de 18 años en la Escuela STEM.

"Es con extrema tristeza que podemos confirmar que 1 estudiante de la Escuela STEM murió en el incidente de #stemshooting de hoy. La familia inmediata ha sido notificada. La forense del condado de Douglas, Jill Romann (quien) no ha identificado oficialmente al estudiante declara que es un varón de 18 años ", decía el tweet.

Aunque no ha divulgado información sobre las otras víctimas, se dijo que dos sospechosos están actualmente bajo custodia. El alguacil del condado de Douglas, Tony Spurlock, dijo que un sospechoso es un hombre adulto y el otro es un hombre joven. Ambos son estudiantes de la Escuela STEM y no nunca han tenido incidente con las autoridades.

El sospechoso adulto fue identificado como Devon Erickson, de 18 años. La oficina del alguacil no reveló foto del sospechoso, diciendo que podría poner en peligro la investigación en curso.

Todas las víctimas son mayores de 15 años.

La escuela STEM tiene 1,800 estudiantes desde kindergarten hasta el grado 12.

Las autoridades dijeron en Twitter que respondieron a una "llamada de disparos" en STEM Schools Highlands Ranch a la 1:53 p.m. hora local. Inicialmente, describieron la situación como inestable y dirigían a los padres a recoger a sus hijos en un área de concentración cercana.

Spurlock dijo que los primeros oficiales llegaron a la escuela dos minutos después de recibir informes de disparos. Sin embargo, no ofreció información sobre ninguna posible motivación para el ataque ni sobre la metodología de los sospechosos. Se recuperó una pistola, pero Spurlock no reveló ninguna otra información sobre las armas.

Publicado en Noticias